Corea del Norte está usando "cada vez más" las criptomonedas para evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos, según dos expertos con sede en Washington citados por el sitio de noticias Asia Times el 24 de septiembre.

Lourdes Miranda y Ross Delston enviaron una respuesta conjunta a una investigación del Asia Times sobre el uso de los criptos por parte del gobierno de Corea del Norte (DPRK). Miranda es analista financiero independiente e investigadora de delitos financieros, y Delston es abogada independiente y testigo experto en casos de lavado de dinero.

Ambos expertos han afirmado que el país está comercializando con éxito las criptomonedas existentes y está intentando crear una propia, a pesar de las actuales restricciones impuestas a los activos fiduciarios:

"Los criminales internacionales en todas partes prefieren las criptomonedas y la República Popular Democrática de Corea no es una excepción. Las criptomonedas presentan la ventaja añadida a la República Popular Democrática de Corea de ofrecerles más formas de eludir las sanciones estadounidenses. Pueden hacerlo utilizando múltiples intercambiadores internacionales, mezclando y cambiando servicios - reflejando el ciclo de lavado de dinero".

Miranda y Delston explican además el sistema que, según ellos, utilizan las autoridades norcoreanas.

Inicialmente, el gobierno contrata a personas que tienen información personal identificable (PII) para abrir una cripto billetera que puede ser utilizada para el comercio de criptomonedas. A continuación, los mineros locales transfieren el cripto a "múltiples" billeteras europeas, donde se mezclan y se desplazan para confundir las medidas contra el blanqueo de capitales y conozca a su cliente (AML/KYC).

El proceso termina con los nominados norcoreanos que compran bitcoins, que luego se convierten en otras criptomonedas populares, como Ethereum o Litecoin, para romper el "patrón lineal de transacciones".

Como el punto de origen del cripto activo está oculto, el gobierno norcoreano tiene entonces la oportunidad de cambiar las monedas "lavadas" por fiat, recibiendo así dólares sin ninguna sanción, concluyeron los expertos.

Miranda y Delston no especificaron el volumen aproximado de las operaciones que describieron, ni revelaron la fuente de su información.

Como informó Cointelegraph en agosto, un informe anterior de un banco surcoreano reveló que Corea del Norte había intentado minar Bitcoin entre mayo y julio de 2017. Sin embargo, la prueba fue entonces reportada como no exitosa. El informe también contenía datos sobre los intentos de crear un cripto intercambio en Corea del Norte.

Los países presionados por las sanciones económicas de EE.UU. a menudo son reportados como experimentando con cripto. Por ejemplo, Venezuela lanzó su polémica moneda Petro "respaldada por el petróleo", la cual, según algunos expertos, apenas existe.

Se dice que Irán se está preparando para crear su propia criptomoneda nacional, que se espera que facilite las transacciones internacionales para el país sancionado por Estados Unidos por lanzar un programa nuclear nacional, entre otras cosas.

ALD/Cointelegraph