Sus clientes le daban dinero para que él invirtiera en mecanismos financieros y él los depositaba en una cuenta bancaria para su lucro personal.
Un gran jurado federal acusó al presidente de la empresa PGS Insurance, Pedro L. González-Seijo, por once cargos de fraude de inversiones y fraude bancario.

En este caso investigado por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI), por hechos que se imputan desde el 2012, González Seijo fue arrestado por depositar en su cuenta personal, y para su lucro, cheques de clientes que deseaban que su dinero fuera colocado en una cuenta de anualidades.

González Seijo también convencía a sus clientes de retirar dinero de fondos de sus fondos para supuestamente nuevas cuentas de inversión, y el empresario las usaría de nuevo para su cuenta personal para su lucro personal.

En total, González Seijo desvió ilícitamente $583,161.25, causando pérdidas a inversionistas.

"La alegada conducta del acusado resta la confianza de los inversionistas en los mercados financieros", dijo la fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez. "Los mercados financieros están gobernados por reglas que se suponen protejan a los inversionistas. El acusado habilmente convencía a individuos de confiar en él y luego defraudaba a los inversionistas en miles de dólares".

Mientras, el director del FBI en Puerto Rico, Douglas Leff, dijo que probablemente hay más víctimas y exhortó a los ciudadanos que entiendan puedan haber sido parte de este timo a llamar al 787-754-6000 o contactar al portal tips.fbi.gov. González Seijo enfrenta una condena máxima de 30 años y una multa de $1,000,000.

ALD/Primerahora