A pesar de que la problemática no es nueva, a la fecha persisten y van en aumento los sitios de Internet que tratan de engañar a los cibernautas haciéndoles creer que harán negocios con empresas consolidadas, cuando en realidad se trata de páginas “espejo”: sitios web diseñados para parecer oficiales, de modo que los usuarios confíen y les entreguen su dinero.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), reveló que los fraudes cibernéticos crecieron 100% el año pasado en comparación con los casos registrados en 2016, pues pasaron de 1.7 a 3.4 millones de fraudes en donde se incluyen esas páginas “espejo”.

En un caso reciente, un sitio en Internet que se hace pasar por Femsa (poseedora de la embotelladora de Coca Cola y de las tiendas de conveniencia Oxxo), trató de hacer creer a los internautas que venden vehículos usados de la empresa, pero no hay ninguna relación con ella. La página apócrifa es www.fl.com.mx.

“No es la página oficial de Femsa o Coca-Cola, y en los últimos días algunos medios, sitios web, han publicado anuncios sobre esa supuesta venta de vehículos (…) Pueden llegar a constituir fraudes, ya que la compañía no vende vehículos”, informó la empresa, que también ya interpuso una denuncia.

Incluso en la página corporativa ya se encuentra disponible un desplegado que advierte de este tipo de engaños.

“Femsa no hace venta de sus unidades ni cobra por Internet”, indica.

Otro ejemplo similar son los fraudes de venta de vehículos de Petróleos Mexicanos (Pemex), a través de una cuenta de Facebook. La empresa paraestatal asevera que ellos no hacen ofertas por redes sociales.

ALD/LaVerdad