Tras el escándalo de Cambridge Analytica, es importante que utilices herramientas para evitar el rastreo de tu información. Facebook recopila todo lo que puede de sus usuarios con diversas finalidades.

La red social utiliza tus datos para mostrarte -por ejemplo- publicidad acorde a tus intereses con lo que mejora las posibilidades de que los anunciantes te convenzan de una intención de compra. También para publicar posteos de sitios y medios que sigues, más enfocados en aquello a lo que podrías darle clic o no, así como tu ubicación geográfica, para localizar los servicios cercanos a ti.

En cuestiones menos nobles, las compañías pagarían por saber que les interesa a los usuarios de las redes sociales más populares en el mundo. Esa información les ayuda a hacer más eficientes sus mecanismos de publicidad.

Es un trabajo de espionaje intensivo, si estás en Facebook, la red sabe qué haces al entrar a internet, pero puedes evitarlo.

La extensión
Si utilizas Firefox, puedes utilizas Facebook Container, una extensión de navegador que ayuda a separar la conexión de la red social de las demás actividades que realizamos en internet.

Al instalarlo, cierra la sesión de Facebook por lo que debes volver a entrar en tu perfil, ya bajo el contenedor que limita los datos que Facebook recopila mientras navegas.

No es complicado, y posiblemente valga la pena, pero debes saberlo, es posible que la publicidad que veas (porque la seguirás viendo), sea cada vez menos adecuada a tus gustos, mientras lo utilices.

ALD/Dinero