Los Paradise Papers, unos 13.4 millones de documentos filtrados al diario alemán Süddeutsche Zeitung y replicada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), reveló este domingo el entramado que han utilizado políticos, artistas y empresarios para ocultar sus inversiones mediante el uso de estructuras o empresas constituidas en países denominados paraísos fiscales. 

 
Para lograr su cometido, las personas señaladas utilizaron el despacho Appleby, especializado en servicios offshore, de acuerdo con Paradise Papers.
El trabajo, en el que participó una red de más de 380 periodistas, entre ellos los colaboradores de Mexicanos contra la Corrupción, nos dejó varias preguntas y aquí las contestamos.


Ver imagen en Twitter
 
¿QUÉ ES UN PARAÍSO FISCAL?

 
Se le denomina paraíso fiscal a un conjunto de Estados o territorios que tienen legislaciones con regímenes fiscales preferentes para extranjeros que tengan intención de establecerse jurídicamente en dichos países.
 
En México, quienes tienen inversiones en paraísos fiscales deben presentar en febrero de cada año una declaración informativa al Servicio de Administración Tributaria (SAT). Quien no lo haga, incurre en un delito que se castiga con una pena de tres meses a tres años de prisión. También es una falta presentarla incompleta.
Además, en abril de cada año, deben incluir los rendimientos que tienen en esos territorios en su declaración anual de impuestos.

 
Sin embargo, las autoridades no tienen manera de enterarse si alguien miente. La única salida ha sido iniciar auditorías por alguna coyuntura peculiar, como sucedió con el caso de los Panama Papers. México ha firmado convenios con diversos países para intercambiar información y evitar la evasión fiscal, pero únicamente se activan cuando existe una investigación oficial.

 
¿PARA QUÉ SE USAN?
 
La mayoría de paraísos fiscales alberga múltiples empresas offshore, es decir, estructuras armadas para minimizar el pago de impuestos en sus países de origen. Muchas veces con este tipo de empresas se ahorran el Impuesto sobre la renta, impuesto de sucesiones o al consumo.
 
Además, una sociedad offshore le garantiza al inversionista protección de sus activos y sobre todo de sus datos personales.
 
Los negocios de los mexicanos localizados en paraísos fiscales a los que hacen referencia los Paradise Papers están esparcidos, en su mayoría, en Bermudas, Islas Caimán, Barbados y Malta. Hay otros que se encuentran las Islas Vírgenes Británicas, pero esos archivos no formaron parte de la investigación.
 
Sin embargo, el reportaje no indica si dichos paraísos fueron reportados a la Secretaría de Hacienda.
 
En los documentos quedó el rastro de cómo inversionistas extranjeros y, sobre todo, reaseguradoras trasnacionales lucraron desde esos paraísos fiscales mediante las coberturas que gobiernos de México contrataron como seguro para los desastres naturales.


Ver imagen en Twitter

¿LEGAL O ILEGAL?

 
Crear una empresa offshore y trasladarla a un paraíso fiscal es totalmente legal, según diversos expertos consultados por BBC Mundo.
 
"No es ilegal, lo que sí es fuera de la ley es tener cualquiera de estos dos tipos de cuentas o empresas sin informar a las autoridades", dijo Robert W. Wood, socio director del estudio de abogados WOOD LLP, especialista en fiscalidad, en San Francisco.
Daniel Lejtman, contador público tributarista, socio del estudio Lisicki&Litvin, en Buenos Aires, le dijo a la BBC que no hay nada ilegal en abrir una cuenta en el extranjero.


Ver imagen en Twitter
 
"Lo ilegal es que una persona no declare esos fondos o los resultados que generan esas sociedades (como ganancias) en sus países residentes", agregó Lejtman.

Y este requerimiento está presente a nivel global.
 
¿POR QUÉ SE ASOCIA CON LA  ILEGALIDAD?
 
La garantía de anonimato y discreción que los paraísos fiscales ofrecen resulta atractivo para inversionistas con negocios legales, por seguridad; y también para aquellos que desean mantener sus actividades ocultas; sin embargo, eso no quiere decir que todas las sociedades offshore estén vinculadas al narcotráfico, lavado de dinero y otro tipo de negocios turbios.
 
Por eso es importante que cualquier movimiento realizado en el extranjero sea notificado a las autoridades hacendarias.
 
¿QUIÉNES SON LOS MEXICANOS INVOLUCRADOS?
 
Los Paradise Papers mencionan a varios políticos activos y fallecidos que utilizaron un esquema para ocultar sus inversiones y trasladarlas a otros países.
Entre los señalados se encuentra Joaquín Gamboa Pascoe, exlíder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), uno de los pilares del PRI.


Ver imagen en Twitter
 
En los expedientes del Paradise Papers también aparecen empresas ligadas a dos ex funcionarios de primer nivel: Pedro Aspe Armella, exsecretario de Hacienda en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, y Alejandro Gertz Manero, secretario de Seguridad Pública con el gobierno de Vicente Fox.

 
¿HAY EMPRESARIOS?
 
Otro mexicano involucrado es el multimillonario Carlos Slim. El reportaje explica que Telecom Américas, uno de los principales negocios de Slim, comenzó operaciones a través de un despacho en Bermudas, en 2000, cuando esa isla figuraba como uno de los paraísos fiscales más opacos. 
 
Los inversionistas acudían ahí porque no se cobraban impuestos –tasa cero- a los capitales extranjeros y se ofrecía el anonimato.
En aquel año, Slim hizo una alianza con la compañía canadiense Bell y con la estadounidense SBC Communications para expandirse en el mercado de la telefonía móvil.
Otro magnate involucrado es Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas, quien operó en Luxemburgo la filial de una empresa que estuvo involucrada en Estados Unidos en un presunto fraude bursátil.
 
De acuerdo con una investigación de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) realizada en 2004, Salinas habría obtenido una ganancia ilícita por 109 millones de dólares al comprar y posteriormente revender deuda de la telefónica Unefon.
 
¿HAY MÁS INVOLUCRADOS?
 
De acuerdo con los Paradise Papers, Marcial Maciel y la congregación de Los Legionarios de Cristo montaron una estructura fiscal en Bermudas e Islas Vírgenes, en la que incluyeron a los rectores de sus universidades en México y mediante la cual pudieron esconder sus ganancias de dos décadas a través de cuentas bancarias en Estados Unidos.
 
Un caso más detectado en la investigación organizada por el ICIJ fueron las cuatro compañías abiertas por dos futbolistas mexicanos, seleccionados nacionales de Primera División, en Malta –una de las zonas consideradas más opacas y uno de los paraísos fiscales más socorrido en Europa-. De hecho, esa pequeña isla alberga a por lo menos 100 compañías mexicanas.
 
Malta nunca ha firmado un acuerdo de colaboración con México para el intercambio de información fiscal, a diferencia de otros países en la misma situación con privilegios fiscales como podrían ser las Islas Caymán o Barbados, de acuerdo con datos oficiales obtenidos por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).
 
¿QUÉ HA DICHO EL GOBIERNO?
 
El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó este lunes que revisará, en los casos que sea procedente, a los contribuyentes que se refieran, tratándose de individuos o empresas con obligaciones fiscales en México.
 
El Servicio destacó que la información se revisará con el objetivo de valorar si hay elementos que configuren la comisión de actos de evasión fiscal, y en su caso, iniciar el ejercicio de las facultades de Ley.

Ver imagen en Twitter
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Asimismo, el SAT invocará los acuerdos de intercambio de información que se tienen establecidos con distintos países, para allegarse de más elementos, de ser necesario.
"Invariablemente el SAT actuará conforme a las facultades y obligaciones que las leyes mexicanas le otorgan para combatir la evasión fiscal en el país y, como en el caso de la investigación denominada Panama Papers, las acciones que realice la autoridad serán informadas oportunamente a la ciudadanía, a través de informes públicos en el portal del SAT, sin vulnerar el secreto fiscal y salvaguardando la seguridad jurídica y los procesos legales que correspondan", según un comunicado de las autoridades hacendarias