1.- Mala Contabilidad: conocer tus números no quiere decir tener balanceadas las cuentas bancarias, se trata de saber exactamente el inventario que posees, los costos de producción de tu producto, sueldos y salarios. Muchos negocios no llevan un control minucioso de sus recursos, los ingresos por ventas y los gastos en general. Si no registras al detalle todo lo que sucede en tu empresa, es difícil tomar decisiones inteligentes a la hora de reinvertir, distribuir utilidades, llevar a cabo planes de crecimiento e, incluso, hasta puedes estar en verdaderos aprietos económicos y no saberlo.

2.- Empleados poco Preparados: muchas veces privilegiamos la confianza del empleado sobre su productividad, su capacidad de llevar a cabo las tareas asignadas y cumplirlas con éxito, o su poca o mucha identificación con tu empresa. El personal suele utilizar mucho tiempo laboral en hacer actividades personales, revisando sus redes sociales, o compartiendo con sus compañeros. Debes saber cuánto dinero te produce cada empleado y decidir su remuneración en consecuencia.

3.- Estancar el Negocio: Puedes perder mucho dinero si no tienes un plan establecidoque te sirva de guía para lograr el crecimiento de tu negocio, con juntas semanales, y metas trazadas y escritas a corto, mediano y largo plazo. También hay que estar atentos a las tendencias del mercado, interpretarlo y moverse un paso más adelante.

4.- Aprovecha ofertas: Casi todos los gobiernos otorgan ventajas fiscales al contratar personas discapacitadas, o en los primeros años de funcionamiento, o créditos para emprendedores a tasas de interés reducidas. También puedes juntarte con otros emprendedores para comprarle al mismo proveedor con ofertas. Los bonos y cupones no son solo de la economía doméstica. Otra forma de evitar que se fugue tu dinero es reciclar, reutilizar y reducir: apaga las luces, sube la temperatura al aire acondicionado o apágalo luego que se termine la jornada laboral, no dejes máquinas encendidas, recicla papel de la fotocopiadora, recicla los tonners, hay muchas maneras de evitar que tu dinero se disuelva.

5.- No hacer mantenimiento: muchas veces con aceitar una máquina, revisar la electricidad o darle mantenimiento a tu infraestructura, evita que con el lógico uso o paso del tiempo, se dañe alguna maquinaria importante, se rompa una tubería, o se produzca un corto circuito que comprometa tu operatividad por algún tiempo o que requiera de una inversión más importante.

6.- Desperdiciar tu marketing: En ocasiones, se desarrollan campañas por redes sociales o incluso se contratan agencias de publicidad y se desconoce a ciencia cierta cuánto dinero reportó como ganancias para tu empresa. Tener un mal plan de marketing es casi tan malo como no tener ninguno

7.- Gastos de representación desmedidos: Hay quien acostumbra a pasar como gasts de su empresa los almuerzos domingueros en familia, reuniones informales entre amigos o incluso el pasaje y viáticos de la esposa durante viajes de negocios. Esa es una manera muy efectiva de hacer que tu empresa pierda dinero.

8.- Mala Ubicación: Muchas veces se alquilan locales para negocios no por la ubicación sino por el precio, y en esto lo barato sale caro. No estar en un lugar potencialmente bueno para tu negocio puede resultar fatal. No estar donde están tus clientes, (en la web) es también una forma de perder dinero… o sea no ganándolo.

9.- Perder Clientes: Lo más costoso para cualquier negocio es ganar un cliente, son valiosos, debes establecer estrategias de fidelidad, un buen sistema de atención a los clientes de preventa y postventa.

10.- No buscar un ActionCOACH: Sin lugar a dudas todo dueño necesita un buen coach de negocio para que su emprendimiento alcance la mayor rentabilidad, y crecimiento. Al igual que todo deportista profesional tiene su coach, los empresarios, comerciantes y emprendedores en general, sin importar el tamaño o edad de su empresa, necesitan de un “entrenador” que haga crecer su negocio cada año.

Cada uno de estos errores puede costarte miles de dólares. Puedes hacer un diagnóstico gratuito de tu negocio AQUÍ que te ayudará a saber cuál es tu punto de partida. Éxitos

Por: María Inés Morán (@coachmimoran)