Luego de cometer un fraude, los enlaces falsos a través de los cuales se roba información confidencial son borrados de las plataformas, para que no puedan ser rastreados con facilidad.

El phis­hing consiste en el envío de correos electrónicos que si­mulan pro­venir de en­ti­dades u or­ga­ni­za­ciones de con­fianza (bancos o cajas de aho­rro, por ejem­plo). A través de estos e mails, in­tentan captar datos con­fi­den­ciales del usua­rio, que pos­te­rior­mente son uti­li­zados para la rea­li­za­ción de algún tipo de fraude.

Phishing o suplantación de identidad es un término informático que denomina un modelo de abuso informático y que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social, caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña o información detallada sobre ...

Por eso hay públicas algunas recomendaciones para que las estadística no crezca:

• Evitar introducir datos sensibles desde una red wi-fi pública.

• Entrar a todas las páginas web tecleando la dirección en la barra del navegador y comprobar ésta una vez descargada la página, para asegurarse de que el nombre del dominio corresponde con lo que se esperaba.

• Actualizar el sistema operativo para no tener vulnerabilidades de seguridad.

• Verificar los sitios oficiales en los que se desea navegar.

• Contar con una contraseña diferente para cada sitio. (correo/s, cuentas bancarias, etc.)

• Cambiar de contraseñas cada cierto tiempo.

• Disponer de un antivirus que tenga control de navegación en internet, control parental, detección de sitios falsos, entre otros como es el caso de los productos de KasperskyLab en versiones home y corporativas.

• Verificar la dirección de Internet de la institución a la que se va a acceder.

• Verificar el certificado de seguridad. • Comprobar que es una página segura (https).

• De ser posible no ingresar desde el enlace y dirigirse a la página oficial. • No digitar información confidencial (claves, usuario). • No hacer clic en enlaces sospechosos o que se reciban por mail de fuentes que no sean de confianza.

 

 

ElComercio