Evaluación de la Información Financiera

De manera elemental podremos interpretar un balance teniendo en cuenta la distribución de la información para determinar su liquidez y su solvencia, lo cual refleja el sector económico y la lógica del comportamiento con respecto a las compañías de su sector.

La comparación de los activos corrientes frente a los pasivos corrientes de una compañía, reflejan en primera instancia su liquidez o iliquidez con respecto a su capital neto de trabajo, claro está que la rotación de sus activos corrientes facilita determinar su rápida conversión a efectivo tanto de sus inventarios o de su cartera, como es el caso de las empresas comerciales.

El análisis de la estructura de sus activos fijos y pasivos a largos plazos permiten observar la solvencia de la compañía, como en el caso del sector industrial, lo cual lleva a razonar que en las circunstancias actuales de la industria no sería lógico un volumen muy alto de efectivo, pero sí un alto volumen de inventario y un valor significativo de maquinaria.

En cuanto a las utilidades frente a los activos, también se puede comparar dicho resultado con compañías similares y obtener importantes cuestionamientos.

Con lo anterior se puede identificar en un balance, la lógica de un negocio y evaluar un comportamiento acorde al sector económico al que pertenece.