La Cumbre del G-20, un evento anual que reúne a los líderes de 19 de las principales economías del mundo y la Unión Europea (UE), acaba de concluir el 1 de noviembre después de una duración de dos días.

La cumbre se celebró por primera vez en América del Sur, en Argentina. Asistieron todos los líderes de los 19 países miembros, un representante de la UE y la presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI). La cumbre de este año tuvo tres agendas principales que fueron ‘El futuro del trabajo’, ‘Infraestructura para el desarrollo’ y ‘Un futuro alimentario sostenible’.

La cumbre llegó a su fin ayer, pero no antes de que los líderes firmaran una declaración conjunta para cooperar en la gestión de las cuestiones pertinentes que afectan al mundo.

El plan para regular las criptomonedas

De importancia para la comunidad del sector de las criptomonedas será la Sección 25, que aborda específicamente la regulación de los activos de criptomonedas.

La sección detalla que los miembros del G20 acuerdan regular los cripto-activos de acuerdo con los estándares estipulados por el Grupo de Acción Financiera (GAFI). Parte de la sección dice que:“Reglamentaremos los cripto-activos contra el lavado de dinero y contrarrestaremos la financiación del terrorismo de acuerdo con los estándares del GAFI y consideraremos otras respuestas según sea necesario”.

La declaración no solo se detiene allí, sino que también aborda el problema de los impuestos y la digitalización de la comunidad global. La Sección 26 menciona lo siguiente:“Continuaremos nuestro trabajo para lograr un sistema impositivo internacional justo, sostenible y moderno, basado en particular en los tratados impositivos y las normas de precios de transferencia, y daremos la bienvenida a la cooperación internacional para promover políticas fiscales favorables al crecimiento”.

La sección además afirma:“Acogemos con satisfacción el comienzo del intercambio automático de información de cuentas financieras y reconocemos los criterios fortalecidos desarrollados por la OCDE para identificar las jurisdicciones que no han implementado satisfactoriamente las normas de transparencia fiscal”.

El plan para regular las criptomonedas

No es difícil predecir que estas reglas sobre la declaración de impuestos se extenderán a los cripto-activos para frenar las tácticas de evasión fiscal por parte de algunos inversores y comerciantes de criptomonedas.

Los reguladores financieros a menudo han acusado a los evasores de impuestos de usar las criptomonedas para ocultar sus ganancias fiscales y lavar dinero a través de diferentes jurisdicciones. Esta declaración podría ser un intento de regular el espacio de las criptomonedas al hacer que algunas de las principales economías cooperen para que sus ciudadanos proporcionen voluntariamente su información financiera.

En conclusión, la Sección 26 también menciona que el GAFI está en progreso para crear una mejor solución fiscal que aborde los desafíos únicos que se han introducido con la digitalización de la economía. La sección establece:

“Vamos a seguir trabajando juntos para buscar un consenso – solución basada en hacer frente a los impactos de la digitalización de la economía sobre el sistema fiscal internacional con una actualización en 2019 y un informe final en 2020.”

Esperamos que todas estas regulaciones no frenen la evolución y el desarrollo del cripto-espacio y la tecnología blockchain.

ALD/crypto-economy.net