El banco Royal Bank of Scotland (RBS) formará a un millón de personas del Reino Unido hasta 2020 para que aprendan a detectar posibles fraudes y tengan la información suficiente para evitar que su círculo más cercano vea comprometidas sus operaciones financieras, informó hoy esta entidad.

Podrán participar en esta iniciativa, conocida como Friends Against Scams (Amigos contra las estafas), clientes del RBS, NatWest y Ulster Bank, así como personas que no tengan cuentas en estos bancos.

La formación, que se podrá realizar de forma presencial en las sucursales bancarias o a través de Internet, incluirá consejos sobre solicitudes para facilitar datos personales, el tipo de información que se comparte en redes sociales o las recomendaciones sobre los sistemas operativos de las aplicaciones móviles

El director ejecutivo de RBS, Ross McEwan, dijo que el objetivo es prevenir el fraude y que la información básica para su prevención forme parte de las conversaciones que los ciudadanos tienen "con familiares, amigos y vecinos", de forma que les ayude "a protegerse a sí mismos y a los demás".

"Mantener a nuestros clientes seguros y protegidos es una prioridad para todo el banco. Tras haber formado a 22.000 empleados, ya estamos viendo un impacto real que ha ayudado a nuestros clientes a evitar convertirse en víctimas", destacó.

Añadió, sin embargo, que "aún queda mucho por hacer" de ahí que el compromiso para 2020 sea "formar a un millón de clientes y no clientes en todo el Reino Unido".

En febrero, el RBS se vio envuelto en un escándalo, después de que un informe de la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido revelase que una división de este banco aconsejó mal a miles de empresas con problemas financieros, a las que aplicó tasas y tipos de interés excesivos.

Un portavoz de RBS pidió disculpas y aseguró que la entidad ha tomado medidas para evitar que esto vuelva a ocurrir como un "proceso de quejas supervisado por el juez del Tribunal Supremo retirado William Blackburne" y un mecanismo "automático" para "devolver tasas complejas".

ALD/EFE