En un análisis publicado por Expansión en alianza con CNN, el experto mejicano en crímenes financieros, Alejandro Gonzalez Tello manifiesta que en México se ha incrementado las regulaciones contra el lavado de dinero, en especial el análisis de datos,por lo cual se hace más seguro las operaciones y transacciones financieras en el país azteca, que no sólo se han dispuesto en la banca sino inclusive en formas de asociación como cooperativas para luchar contra el crimen financiero.

A continuación el articulo completo:


"A estas alturas, negar la existencia del peligro sería absurdo. Es por demás sabido que las actividades relacionadas con el narcotráfico ponen en riesgo permanente al sistema financiero de México.

De acuerdo con algunas fuentes, el blanqueo de capitales podría representar un monto equivalente al 1.6% del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano. Otras aseguran que, cada año, en el país “se lavan” entre 10,000 y 40,000 millones de dólares. Detrás de estos indicadores, hay miles de operaciones ilícitas cuya detección cada vez resulta más compleja debido a en mayor medida a la especialización de los criminales.

El sistema financiero del país se ha diversificado en los últimos años, y hoy incluye a entidades no bancarias (como las sociedades financieras de objeto múltiple, Sofomes, Cooperativas) y modelos innovadores de financiamiento (como el crowdsourcing); en ese sentido, vale la pena recordar que hace poco más de dos años, según estimaciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Asofom), entre las Sofomes se registraba un 60% de incumplimiento en materia de regulación para prevenir el lavado de dinero.

Al mismo tiempo, una buena parte de las transacciones se realiza en forma inmediata, tiene un recorrido de escala mundial y puede involucrar a distintas divisas. De ahí la importancia de vigilar, como lo hace en México la CNBV, las operaciones electrónicas de capitales y los movimientos que implican cambios de moneda, entre otras transacciones.

En un entorno tan desafiante, las regulaciones antiblanqueo de capitales y las sanciones económicas y administrativas han incrementado su poder en forma sustancial. A manera de ejemplo, se podría señalar un caso de la presente década, cuando una institución, por incumplir normas contra lavado dinero en las operaciones de su filial mexicana, fue multada con más de 1,900 millones de dólares por las autoridades estadounidenses. El golpe a la reputación de la marca fue de escala global, pero el daño no se detuvo ahí. De acuerdo con cálculos de la prensa mexicana, el monto del castigo representó para la empresa el 8.5% de las utilidades del año fiscal antes de impuestos.

No obstante, aunque la situación crece en desafíos, las organizaciones del sector financiero, gracias a la innovación y las nuevas tecnologías, hoy cuentan con una opción para combatir eficaz y eficientemente al blanqueo de capitales: la analítica avanzada.

Al aplicar técnicas de análisis en datos clave (clientes, transacciones, flujo de fondos, entre otros), las empresas pueden detectar rápidamente las operaciones y/o actividades sospechosas, lo que evita el riesgo de participar en una actividad de lavado de dinero. La analítica logra este objetivo al ofrecer capacidades como:

  • Monitoreo permanente de las transacciones, con habilidad para identificar patrones que se basan en la actividad histórica de un cliente o entidad. De esta forma, ante una acción dudosa, se generan alarmas en forma oportuna.
  • Seguimiento a flujos de capital. Esto permite visualizar la circulación de fondos entre una entidad central y otras partes interesadas, lo que incluye la detección de variaciones en el volumen de fondos que se mueven entre las entidades.
  • Transparencia en la generación de reportes para las autoridades. Al dar seguimiento puntual a todas las transacciones y entidades, la empresa puede mostrar, con absoluta claridad y precisión, sus labores de monitoreo y las acciones que tomó ante una operación sospechosa. Este nivel de información también facilita el cumplimiento de legislaciones antilavado de dinero y de combate al financiamiento del terrorismo.
  • Generación de conocimiento y mejores prácticas. Aprovechando la información de la empresa, una organización puede simular escenarios de blanqueo de capitales, experimentar con planes de acción y validar la efectividad de estrategias hipotéticas. Gracias a este conocimiento, frente a un riesgo de blanqueo de capitales, la institución toma decisiones con velocidad y rapidez.
  • Administración del riesgo de largo alcance. Gracias a la analítica, las compañías financieras pueden crear o importar listas con gran facilidad (basadas en criterios de riesgo o sanciones) para ubicar a personas, organizaciones y jurisdicciones que representan un alto nivel de peligro.

No es grato afirmarlo. En México, el lavado de dinero es una actividad delictiva que no desaparecerá de la noche a la mañana, su posible extinción involucra muchos y complejos factores. Para las empresas del sector financiero, esto representa un enorme compromiso: proteger a sus clientes y salvaguardar la reputación de su marca en un ambiente amenazante. Gracias a la analítica avanzada, esta defensa hoy tiene mayores posibilidades de éxito. La batalla se puede ganar."

Por Expansión CNN