Los dos ejecutivos habían sido suspendidos previamente por Wells Fargo en relación con la investigación. Davis y Klixbull tenían su base en el área de Charlotte, NC.

El Departamento de Justicia investigó si el banco se puso de acuerdo con los desarrolladores para presentar ofertas de bajo crédito por créditos fiscales para proyectos de vivienda de bajos ingresos. Una investigación que comenzó en Miami fue remitida a la unidad de corrupción del Departamento de Justicia, que luego investigó los acuerdos de Wells Fargo en todo el país. Los bancos son los mayores compradores de los créditos fiscales porque obtienen tanto una cancelación de impuestos como un crédito en virtud de la Ley de Reinversión Comunitaria.

Beth Richek, portavoz de Wells Fargo, se negó a comentar sobre asuntos de personal, informó Bloomberg.

"Wells Fargo se compromete a proporcionar soluciones financieras para respaldar el desarrollo y la rehabilitación de viviendas multifamiliares asequibles en áreas donde existen las mayores necesidades", dijo en un correo electrónico.

"Nuestra inversión en vivienda asequible ha ayudado a mejorar el acceso a la vivienda en ciudades de todo el país, y seguimos comprometidos con la industria de la vivienda asequible, incluidos los proyectos del LIHTC", dijo Richek.

 

ALD/AntiCorruptionDigest 

16/11/2018