La policía israelí recomendó acusar de soborno y lavado de dinero a David Shimron, abogado y primo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, así como al exjefe de su oficina David Sharan, en el marco del Caso 3000, sobre una compraventa de submarinos a Alemania presuntamente irregular.

La Policía, que declaró cerrada la investigación, aseguró en un comunicado difundió este jueves que tiene pruebas de que Shimron llevó a cabo soborno y lavado de dinero y dijo que Sharan es sospechoso de "soborno, fraude, abuso de confianza, conspiración para perpetrar un delito, lavado de dinero" y otros delitos.

Sin embargo, la tercera persona próxima a Netanyahu afectada por el Caso 3000, el asesor y negociador Isaac Moljo, quedó exculpado.

La Unidad de Fraude de la Policía empezó a investigar el año pasado la presunta trama de corrupción en la compra de tres submarinos y cuatro buques de guerra al consorcio alemán ThyssenKrupp AG para la Marina israelí a petición de la Fiscalía.

Cuando se selló la compra, el empresario y exoficial de la Marina israelí Mijael Ganor era representante de la corporación alemana y tenía como abogado a Shimron, que era el abogado personal de Netanyahu y su esposa, hecho que se consideró un conflicto de intereses.

El primer ministro israelí, que fue interrogado en el caso como testigo, ha estado vinculado en los últimos años a cuatro casos de corrupción. La policía lo considera sospechoso en dos de estos afers.

ALD/SPN

08/11/2018