Ramón Casero, el abogado que consiguió que el Tribunal Supremo le diera la razón en la polémica cuestión de los gastos de la hipoteca, quiere amarrar su victoria ante el Pleno del alto tribunal y ha pedido que sea este órgano el que juzgue los recursos que tiene pendientes de resolver sobre este mismo asunto.

De esta forma, ha remitido dos escritos a la Sala de lo Contencioso-Administrativo a los que ha tenido acceso La Información y con los que busca que el Pleno vuelva a juzgar estos hechos que ya se estudiaron en una vista celebrada el 25 de septiembre por el tribunal de la Sección Segunda.

El motivo que alega en los mismos es que si son los 31 magistrados de la toda la Sala los que van a resolver sobre el fondo de esta cuestión y no los seis que le juzgaron, entonces debería ser el Pleno entero el que analice de nuevo el asunto; pues, de lo contrario, se puede incurrir en "indefensión" hacia su cliente.

El letrado, que ejerce la defensa de la Empresa Municipal de Viviendas (EMV) de Rivas-Vaciamadrid presentó hasta un total de ocho recursos de casación contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid (TSJM) con fecha de junio de 2017,que dictaminó que era su cliente el que tenía que asumir el impuesto sobre los actos jurídicos fundamentados de las hipotecas.

El tribunal que acogió la vista de septiembre estudió cuatro recursos, aunque solo dio a conocer su postura respecto de uno de ellos en una sentencia hecha pública el pasado jueves. Este fallo, en el que se exonera por primera vez de estos pagos a los clientes para cargarlos a la banca, supuso un “giro radical” en la jurisprudencia vigente hasta el momento.

Así lo definió el presidente de la Sala Tercera, el magistrado Luis María Díez Picazo, que, en vista de la repercusión “mediática y social” que iba a tener su aplicación, decidió apenas 24 horas después de conocerse la resolución en un gesto insólito hasta el momento, avocar al Pleno todos los asuntos pendientes sobre esta cuestión. Esta respuesta, que provocó una auténtica escisión en el seno del alto tribunal, ha llevado al letrado no solo a solicitar que el Pleno vuelva a pronunciarse sobre los hechos juzgados sino que también celebre vista oral en relación al resto de recursos sobre la EMV de idéntica cuestión aunque relativos a diferentes ejercicios.

A falta de conocer su pronunciamiento, todo apunta que, en lo que respecta a los asuntos juzgados, no acogerá la petición del letrado porque ya se han resuelto siguiendo el criterio estipulado y solo se está pendiente de notificación, de acuerdo con una comunicación del alto tribunal. De la misma manera, al ser sentencias "en firme" no son susceptibles de revisión alguna.

Por tanto, en la reunión del Pleno del próximo 5 de noviembre la Sala en su integridad estudiará el alcance del fallo del pasado jueves y si finalmente se mantiene el criterio acordado y es la banca la que debe asumir estos gastos hipotecarios.

Este punto es el único que ha trascendido de un encuentro convocado este lunes con carácter de urgencia por el presidente de la institución, Carlos Lesmes, para tratar de zanjar la polémica creada por el devenir de los acontecimientos y que ha puesto en jaque la credibilidad del alto tribunal.

ALD/Lainformacion

23/10/2018