La Fiscalía de Portugal ha encausado a cuatro personas por presuntos desvíos de los fondos destinados a reconstruir viviendas de residencia habitual arrasadas en junio de 2017 por el incendio de Pedrógão Grande, donde murieron 66 personas y se destruyeron medio millar de casas.

El Ministerio Fiscal informó, a través de la web de su Departamento de Instrucción y Acción Penal de Coimbra, que los encausados son sospechosos de posibles delitos de corrupción, participación económica en negocio y falsificación de documento, entre otros.

El presunto fraude fue destapado el pasado mes de julio por la revista lusa "Visão", que publicó una investigación en la que se indicaba que, al menos, medio millón de euros destinados a la reconstrucción de viviendas de primera ocupación se habrían desviado a la reforma de casas abandonadas o de vacaciones.

La denuncia generó un enorme revuelo en el país, la Fiscalía abrió una investigación y el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, pidió públicamente aclarar lo sucedido.

"Hay que averiguar qué salió mal", dijo en julio Rebelo de Sousa, quien subrayó la necesidad de saber qué ha pasado con ese dinero, especialmente porque proviene en su mayoría de donaciones de particulares.

El fuego de Pedrógão Grande (Región Centro) del 17 de junio de 2017 se saldó con un balance de 66 muertos y alrededor de 250 heridos.

Las llamas, que tardaron una semana en ser controladas, destruyeron medio millar de viviendas, de las que 261 se consideraron de primera ocupación.

De momento, todo el proceso de investigación penal se encuentra bajo secreto de sumario.

ALD/EFE 

20/09/2018