El expresidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet alertó del riesgo para la economía derivado del aumento del nivel de deudas públicas y privadas a nivel global y del recurso al apalancamiento en los mercados financieros como antes de la crisis financiera.

Trichet, que participaba en una conferencia organizada en la sede de la OCDE en París sobre las enseñanzas diez años después de la quiebra de Lehman Brothers, destacó que "el apalancamiento ha seguido al mismo ritmo" y que eso significa que hay un gran riesgo en diferentes sectores del sistema financiero.

Además, recordó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha calculado que el mundo está ahora, en términos relativos, un 12 % más endeudado que cuando quebró ese banco estadounidense el 15 de septiembre de 2008, lo que marcó el desencadenamiento de la última crisis financiera.

Según el FMI, en 2016 se había llegado a un nuevo máximo histórico de deuda mundial con 164 billones de dólares, lo que equivalía al 225 % del producto interior bruto (PIB) mundial, y desde 2007 un 43 % del incremento se explica sólo por China.

El que fuera máximo responsable del BCE entre 2003 y 2011 señaló también otros factores que estuvieron en el origen de esa crisis y que no se han corregido, como las persistencia de desequilibrios macroeconómicos.

Y avisó del "resurgimiento del nacionalismo, del proteccionismo, de la xenofobia en todas las economías avanzadas", que a su parecer es consecuencia de la desconfianza generada por la crisis.

Trichet afirmó que la lección de la crisis se ha traducido en ciertas mejoras: "se ha hecho un buen trabajo" en la supervisión de la banca y ha habido una convergencia entre los bancos centrales de las economías avanzadas.

Para ilustrarlo, contó que ahora el BCE, la Reserva Federal estadounidense y los bancos centrales de Japón e Inglaterra tienen la misma definición de la estabilidad de precios.

En la conferencia de la Organización para la Cooperación Económica (OCDE) sobre el fin de Lehman Brothers participan entre otros, además de su secretario general, el mexicano Ángel Gurría, el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, o el exministro griego de Finanzas Yanis Varufakis.

ALD/EFE 

14/09/2018