El fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, anunció que abrió una nueva investigación contra el ex presidente Mauricio Funes (2009-2014) por el posible desvío de fondos de una donación de Taiwan para la campaña electoral.

Funes, que reside en Nicaragua desde hace dos años bajo el estatus de asilado político, enfrenta ya varios procesos penales y civiles, en especial por enriquecimiento ilícito, malversación de fondos públicos y lavado de dinero por 350 millones de dólares.

El fiscal habló con el Canal 21 sobre el caso y mencionó al ex canciller Hugo Martínez, actual candidato presidencial del partido de gobierno Frente Farabundo para la Liberación Nacional (FMLN), en el posible desvío de diez millones de dólares de una donación de Taiwán.

De acuerdo con el fiscal, el Gobierno de Taiwán donó a El Salvador 38 millones de dólares a finales de la gestión de Funes, que eran destinados para actividades del Ministerio de Relaciones Exteriores, dirigido en ese momento por Martínez.

Según Meléndez, "de ese dinero se sacaron diez millones para campaña electoral" de 2014, en la que resultó electo el actual mandatario, Salvador Sánchez Cerén, del FMLN.

"El ex canciller Hugo Martínez ha estado en los últimos días en la Fiscalía para responder preguntas sobre esos 10 millones de dólares que fueron para pagar agencias y canales para campaña. Los fiscales no están satisfechos con sus respuestas", añadió.

Por su parte, la diputada del FMLN Nidia Díaz aseveró que las "suposiciones del fiscal general de la República sobre posible uso de fondos de Taiwán para campaña de ese partido político son infundadas y demuestran politización de esa institución", en referencia a la FGR.

"Este Fiscal sí que es descarado. Investiga una donación de Taiwán al final de mi gobierno sin que haya indicios de malversación y no investiga dineros de Taiwán que fueron desviados en gobierno de (fallecido ex presidente Francisco) Flores y menos las donaciones dudosas a ARENA de dos fundaciones por más de 30 millones", señaló Funes en su cuenta de Twitter.

En 2014 la FGR investigaba a Flores (1999-2004) por malversación de fondos públicos y lavado de más de diez millones de dólares de donaciones de Taiwán para damnificados de dos terremotos de 2001 y que según investigaciones fiscales fueron destinados al partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), al que pertenecía el ex mandatario.

Flores murió de un derrame cerebral en enero de 2016 y el proceso penal quedó interrumpido, aunque se continúa el proceso civil para tratar de recuperar los fondos usurpados ilícitamente.

ALD/DPA 

14/09/2018