Son dos empresa accionantes de una demanda civil en una corte de Estados Unidos: SPS Ltd y Chemplast Steel Industries Metals Ltd (Chemplast). Ambas llegaron a un acuerdo de venta de crudo y productos petroleros con la firma CCI, de West Virginia, en octubre de 2017, y su “representante exclusivo” en Venezuela, la firma de trading Elemento.

La transacción de crudo se llevó a cabo y los demandantes accedieron a suministrar el crudo, que iba a ser entregado en “un puerto específico en los Estados Unidos”. Sin embargo, alegaron los demandantes en el documento introducido en la corte federal de West Virginia, “Elemento –con el conocimiento y la asistencia de CCI- repetida y equivocadamente desviaron ciertos cargamentos de petróleo venezolano provisto por los demandantes, en acuerdo con el Contrato de Compra (…) de acuerdo a las alegaciones de SPS y Chemplast, los documentos de estas operaciones habrían sido forjados”.

Según la aplicación de la corte del distrito Sur de West Virginia, los abogados de SPS y Chemplast buscan establecer la supuesta participación de Castleton Commodities en el presunto desvío de productos petroleros de Pdvsa consignados a la empresa Elemento, a través de contratos firmados con SPS y Chemplast.

Lo anterior, fue revelado por el periodista Casto Ocando en una nota de investigación en la que resalta que el caso, que aun no tiene jurado y no implica juicio, también forma parte de una investigación penal en Venezuela por presuntos daños y perjuicios a Pdvsa, y de una disputa de arbitraje en Suiza, revelaron los documentos. Ya el 11 de julio, Ocando había señalado en otra nota que esto era una batalla legal que enfrentaba a famosos petroleros venezolanos .

De hecho, en la nota Ocando profundiza y va más allá: descarta que familiares del dirigente opositor venezolano Henry Ramos Allup estén involucrados en demanda alguna, pues la misma solo se limita a Francisco D’Agostino, su cuñado, según los documentos oficiales.

Ocando explica que “la corte federal ordenó a la firma Castleton Commodities International LLC (CCI), con sede en West Virginia, entregar comunicaciones y documentos recibidos e intercambiados, incluyendo correos electrónicos, entre sus ejecutivos y los accionistas de la empresa de trading energética Elemento, que es o ha sido propiedad de los inversionistas venezolanos Francisco D’Agostino, Oswaldo Cisneros y Alessandro Bazzoni. La demanda fue introducida por las firmas SPS Ltd y Chemplast Steel Industries Metals Ltd (Chemplast)”.

Mientras realizó estas transacciones, aseguraron los demandantes, Elemento trabajó en coordinación con CCI. Presuntamente, indicó el documento, tanto Elemento como CCI se beneficiaron “inapropiadamente” de estas operaciones de desvío de crudo de Pdvsa. Elemento nunca pagó el crudo que estaba desviando, con un valor superior a los $7.4 millones, alegaron los demandantes.

También, señala que D’agostino -en una declaración vía correo electrónico- negó ser accionista, director o ejecutivo de la empresa Elemento como tampoco parte de ninguna demanda en su contra”. En la página de Elemento aparece como presidente y director (http://www.element-capital.com/eng/about-us/board-of-directors/). El periodista también intentó obtener las versiones de Cisneros y Bazzoni, pero no estuvieron disponibles para la declaración.

La versión de SPS y Chemplast es contestada por CCI y las personas que han sido vinculadas con Elemento. En un documento firmado por el abogado de la firma, Michael C. Keats, CCI negó cualquier participación en el contrato entre Chemplast, SPS y Elemento, y en el presunto desvío de cargas o forjamiento de documentos: “CCI no es parte del contrato que forma la base de esta presunta disputa”, indicó Keats. Por lo tanto, acotó el abogado, “CCI no jugó ningún papel en los presuntos incumplimientos contractuales por parte de Elemento”, escribe Casto Ocando, citando documentos de la corte.

De acuerdo a fuentes gubernamentales consultadas por Ocando, el litigio está siendo observado de cerca por organismos federales que procesan casos relacionados a Pdvsa, para tener acceso a documentos que podrían ser sensibles tanto de las empresas demandadas como de los demandantes. La acción intentada por SPS Ltd y Chemplast Steel Industries Metals Ltd es por dos embarcaciones, pero se adelantan investigaciones por al menos 60 embarcaciones más .

ALD/notinewsmiami

 

13/09/2018