El Banco Commonwealth de Australia (CBA), uno de los cuatro principales del país, anunció hoy una caída del 4 por ciento en su beneficio neto en el año fiscal 2017-18 debido a las multas y costes legales que debió asumir.

En el ejercicio que terminó el 30 de junio pasado, el beneficio neto del banco fue de 9.375 millones de dólares australianos (6.961 millones de dólares o 6.000 millones de euros), según un comunicado de la entidad financiera.

El beneficio neto en efectivo, la medida destacada por el banco, fue de 9.412 millones de dólares locales (6.993 millones de dólares o 6.027 millones de euros) en ese período, lo que supuso una caída del 4,7 por ciento respecto al anterior año fiscal.

Los resultados de CBA se vieron afectados por diversos gastos legales que la entidad tuvo que asumir para defenderse en los procesos y en las audiencias de la Comisión Real que investiga la mala conducta de los bancos en Australia.

La millonaria suma incluye los 700 millones de dólares locales (517 millones de dólares o 448 millones de euros) que el banco acordó pagar como multa al Centro Australiano de Reportes y Análisis de Transacciones (AUSTRAC), tras el proceso civil por violar la ley de lavado de dinero en unas 53.500 transacciones entre 2012 y 2015.

"Pese a los retos que afronta el banco, los pilares de su negocio se mantienen sólidos", dijo el director ejecutivo de CBA, Matt Comyn.

ALD/EFECOM

09/08/2018