Un tribunal de justicia de Bangkok condenó a 114 años de cárcel a un antiguo monje por cargos de fraude, lavado de dinero y estafa, entre otros, por valor de 28 millones de bat (844.000 dólares o 727.000 euros).

Wirapol Sukphol, conocido durante su etapa de monje budista como Luang Puu Nen Kham, tendrá además que devolver el dinero saqueado a los 29 afectados, informa el portal de noticias "Khaosod".

Según la sentencia, Wirapol utilizó su influencia de religioso entre 2009 y 2013 para obtener donaciones destinadas a la construcción de proyectos religiosos en cuatro provincias del país.

No obstante, el condenado usó el dinero para comprar lujosos coches, bolsos de marca y sufragarse viajes en jet privado.

Una serie de fotografías filtradas en las redes sociales supusieron la caída de Wirapol, de 39 años, que huyó en 2013 a Estados Unidos donde fundó un monasterio en Baja California.

En 2017, la justicia estadounidense aceptó la petición de extradición a Tailandia para afrontar los cargos que le son imputados y tras ser expulsado del monacato.

Además, el próximo octubre, los magistrados anunciarán el veredicto sobre varios cargos de asalto sexual a menores cometidos presuntamente por el tailandés.

ALD/EFE 

09/08/2018