El presidente de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia de Perú, César San Martín, se inhibió (apartó) de resolver el recurso de casación presentado por la líder opositora Keiko Fujimori en el proceso por lavado de activos abierto en su contra.

A través de una carta dirigida a los integrantes de la Sala Penal Permanente, San Martín decidió apartarse del recurso para garantizar un proceso justo y equitativo, ante la posibilidad de una ausencia de imparcialidad.

"Es verdad que las apariencias son fundamentales, tanto resulten razonables para justificar objetivamente el temor de parcialidad", precisó el magistrado.

La inhibición responde a que San Martín condenó al padre de la líder de Fuerza Popular, el exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000), en 2009 a 25 años de cárcel por abusos a los derechos humanos.

El exmandatario fue indultado el año pasado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski y esta decisión también será revisada por la Corte Suprema.

La abogada de Keiko Fujimori, Giuliana Loza, había pedido el martes que San Martín se inhibiera de intervenir en el recurso de casación, que la defensa ha planteado para que la investigación contra la excandidata presidencial no sea considerada como crimen organizado.

Keiko Fujimori y su esposo Mark Vito son investigados por los jugosos aportes recibidos en la última campaña electoral de 2016, en unos cócteles con partidarios, y su defensa había solicitado también que las pesquisas de la Fiscalía concluyeran al llegar este año a su plazo legal.

Sin embargo, bajo la ley de crimen organizado, la fiscalía tendría 36 meses para concluir las investigaciones contra Fujimori y su cónyuge.

El presidente de la Sala Penal Permanente había aparecido en uno de los audios difundidos por la prensa que revelan una aparente red de corrupción en el sistema judicial, solicitando al encarcelado titular de la Corte Superior del Callao Walter Ríos que se acelerara un juicio familiar.

San Martín pidió disculpas públicas y reconoció su "error por haber llamado para realizar un trámite sencillo",que "estaba demorando".

"Debo recalcar que se trataba de una causa propia (soy parte en el procedimiento), debido a un caso muy delicado de mi familia, por lo que llamé al presidente de la Corte del Callao, con quien no tengo vínculo amical salvo el conocimiento de los cargos que se tiene en el Poder Judicial", explicó el magistrado.

Por ese motivo, San Martín dijo someterse a la decisión que la Corte Suprema tome respecto a este audio, en una carta dirigida al presidente del Poder Judicial, Víctor Pardo Saldarriaga.

"Considero indispensable que, por estos hechos, y a los efectos éticos o disciplinarios que será del caso dilucidar, se sirva disponer que la Sala Plena de este Supremo Tribunal decida lo que corresponda en derecho", indicó San Martín en la misiva.

La sala que preside San Martín recibió el recurso de casación de Fujimori después de que el juzgado que lo iba a tramitar fue disuelto porque uno de sus integrantes, el juez César Hinostroza, protagonizó también varios audios que revelaron un presunto tráfico de influencias, cohecho y negociaciones ilícitas para modificar sentencias en el sistema de justicia.

ALD/EFE 

09/08/2018