El fujimorista Héctor Becerril, portavoz del grupo parlamentario del partido Fuerza Popular, que lidera Keiko Fujimori, negó que se reuniera con dos consejeros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), cuyos miembros están implicados en el escándalo de corrupción judicial que tiene en vilo al país.

Tras la revelación este domingo de un nuevo audio de este caso en el que se habla sobre un encuentro entre Becerril y los consejeros de cara a la elección a la presidencia del CNM, Becerril reiteró en redes sociales que "nunca existió tal reunión".

"Apoyaré todo tipo de investigación al respecto. Los audios en los que hablan de una persona sin prueba alguna no pueden condenar ni manchar a la persona", agregó Becerril.

Sin embargo, en el audio publicado, correspondiente a una conversación entre el expresidente del CNM Guido Águila y el consejero Baltazar Morales, se infiere que esa reunión sí se dio.

Durante el diálogo, revelado por IDL-Reporteros y el programa televisivo Cuarto Poder, Morales recuerda a Águila que ellos dos se reunieron con Becerril y que el congresista "postulaba" al consejero Julio Gutiérrez para ser nuevo presidente del CNM, a lo que Águila confirma la afirmación hecha por su compañero.

Águila, que este año fue sucedido en la presidencia del CNM por Orlando Velásquez, anunció el sábado su dimisión como consejero tras la difusión de otras grabaciones telefónicas en las que pacta reuniones con el congresista aprista Mauricio Mulder y el empresario Mario Mendoza, quien le pide que nombre fiscal a un conocido suyo.

Contra el consejero Gutiérrez y su compañero Iván Noguera hay en marcha en el Congreso un proceso para destituirlos del CNM por estar implicados en un presunto tráfico de influencias para nombrar jueces y fiscales a cambio de favores y prebendas.

El escándalo le ha costado el cargo al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Salvador Heresi, protagonista de otro audio; y a cinco jueces de la Corte Superior de Justicia del Callao, entre ellos su presidente, Walter Ríos, que pedía un soborno de al menos 10.000 dólares a cambio de favorecer el nombramiento de un fiscal.

Asimismo, está involucrado el juez supremo César Hinostroza, quien incluso ofrece absolver al violador de una menor de 11 años y coordina reuniones con una "Señora K" de la "fuerza número uno", nombre en clave que presumiblemente puede referirse a Keiko Fujimori.

La hija del expresidente Alberto Fujimori, condenado en 2009 por delitos de lesa humanidad, también se apresuró a negar la reunión con Hinostroza pero no desmintió ser la "Señora K".

El caso está desvelando una amplia de red de corrupción instalada en las más altas instancias de la judicatura de Perú, que tiene como protagonistas a altos magistrados, empresarios y políticos, donde había sobornos y prebendas para promocionar y favorecer a sus allegados e incluso arreglar sentencias a la medida de sus intereses personales.

ALD/EFE 

16/07/2018