El Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) de Perú, encargado de designar a los jueces y fiscales que imparten justicia en el país, abrió sendos procesos para destituir a dos de sus miembros investigados por presunto tráfico de influencias.

Al consejero Julio Gutiérrez se le abrió un proceso de vacancia (destitución) y al consejero Iván Noguera un proceso de remoción que pasará a manos del Congreso, mientras que no se tomaron medidas contra el consejero Guido Águila, otro de los integrantes del CNM implicado en este caso.

Los dos primeros protagonizan algunas de las conversaciones telefónicas publicadas este fin de semana por IDL-Repoteros donde se les escucha haber intercedido en favor de personas recomendadas para ocupar cargos en procesos públicos.

El presidente del CNM, Orlando Velásquez, explicó en conferencia que en el caso de Águila "no se ha encontrado una intervención directa, un audio directo como a sus dos colegas".

A la salida de la sesión del CNM, el consejero Noguera consideró que está "muy bien" que le investigue el parlamento.

"En lo mío, yo hice una pregunta, que reconozco que lo pueden tomar a mal por hacer preguntas. Que me investiguen por hacer preguntas", declaró a periodistas.

El caso de tráfico de influencias también involucra al presidente de la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de Perú, César Hinostroza, y al presidente de la Corte Superior de Justicia del Callao, Walter Ríos.

El CNM también abrió este lunes una investigación contra Hinostroza por presuntos intercambio de favores y una conversación en la que se le escucha ofrecer la absolución de un condenado por la violación de una menor de 11 años.

Por su parte, la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) inició las pesquisas contra Ríos, quien en las conversaciones reconoce haber cometido irregularidades para favorecer a sus allegados.

El presidente del Poder Judicial de Perú, Duberlí Rodríguez, aclaró en declaraciones a Radio Programas del Perú (RPP) que las conversaciones telefónicas fueron grabadas con autorización judicial, como parte de una investigación para averiguar el vínculo de una banda de narcotraficantes del Callao con un grupo de abogados.

Paralelamente, la junta de portavoces del Congreso de Perú comenzó una reunión privada en la que evaluará la destitución de los tres miembros del CNM.

El parlamentario Yohny Lescano, del centrista Acción Popular, demandó destituir en bloque a todo el CNM con base en el artículo 157 de la Constitución, que lo establece así ante "situaciones graves" en esa institución.

Por su parte, su homólogo del Frente Amplio de Izquierdas, Marco Arana, propuso una denuncia constitucional contra Hinostroza y crear una comisión especial que investigue a los tres miembros del CNM al no tener el parlamento un reglamento para proceder con el artículo 157.

Simultáneamente, la Fiscalía realizó una diligencia en las oficinas de IDL-Reporteros cuyo integrante, el reputado periodista Gustavo Gorriti, consideró un atropello a la libertad de prensa y al periodismo de investigación.

ALD/EFE 

11/07/2018