Los piratas informáticos podrían costar a las instituciones financieras cientos de miles de millones de dólares al año, una cifra que eclipsa el tamaño del mercado de ciberseguros y expone a la industria bancaria a un posible contagio, señaló el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un artículo de investigación.

La entidad dijo que los hackers podrían costar a las instituciones financieras desde US$97.000 millones a US$268.000 millones al año, dependiendo de la frecuencia y severidad de los ataques.

Dada la naturaleza “altamente interconectada” de las redes bancarias, el contagio podría aumentar las pérdidas en aproximadamente un 20%, según el informe del economista Antoine Bouveret, publicado hoy.

Para empeorar las cosas, solo se espera que el mercado de seguros para el riesgo cibernético ascienda a US$20.000 millones en primas durante la próxima década.

“La mayoría de las instituciones financieras ni siquiera tienen seguro cibernético”, dijo la directora gerente del FMI Christine Lagarde.

Lagarde dijo que el banco con sede en Washington está brindando a los países miembro asistencia técnica para mejorar los marcos regulatorios, y pidió una mayor planificación de contingencia. “Se necesita más trabajo también para comprender cómo fortalecer la resiliencia de las instituciones financieras y las infraestructuras”, dijo.

ALD/LT

 

22/06/2018