“El alcance de las sanciones significa la muerte financiera de los señalados y su entorno”, expresó el magistrado penalista Alejandro Rebolledo, agregando que: “todos los activos de los funcionarios actuales o anteriores del Gobierno de Venezuela que están sujetos a la jurisdicción de los EE. UU. se les congelan congelados, y los ciudadanos de los Estados Unidos tienen prohibido realizar negocios con ellos.

El magistrado destacó que lo que más le ha afectado al Régimen de Maduro, son las sanciones, por eso hay que seguir insistiendo en esto, tanto en las individuales como las colectivas o las que tienen que ver con empresas que hacen negocios con Venezuela.

“En este sentido, creo que el cercado a los personeros del gobierno es lo que al final le hará más daño al régimen”, Insiste en que las sanciones establecidas por los Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y otros países, en contra de altos funcionarios al servicio del régimen venezolano “han sido favorables.

Yo creo en las sanciones; hay que seguir con ese tema, apretando las sanciones. No puede existir forma de hacer negocios con este régimen, China y Rusia tienen serios intereses en Venezuela”, agregó.

Y acotó: “Hay que cercarlos para que no puedan negociar y así solo pueden hacerlo mediante alianzas con el crimen organizado, con las criptomonedas”.

El magistrado Alejandro Rebolledo, reveló que según sus investigaciones sobre el crimen organizado en Venezuela, se han lavado al menos 800 mil millones de dólares en operaciones que involucran a PDVSA, desviaciones de petróleo hacia islas del Caribe, y negocios con empresas de distribución de alimentos.

"Igualmente, agregó, hemos detectado unas 145 empresas de distribución de alimentos que se manejan desde el centro de Venezuela y trabajan en complicidad con países como México y Panamá, y empresas ficticias en China", apuntó Rebolledo.

Entretanto, se refirió a la criptomoneda bautizada como “El Petro”, que la régimen venezolana lanzó con el respaldo de las reservas petroleras de ese país sudamericano, como un nuevo mecanismo para “enmascarar la corrupción y el lavado de dinero”. Rebolledo no le auguró “un buen futuro” a esa moneda digital, con la que el régimen chavista espera obtener recursos financieros para enfrentar la crisis económica que azota al país.

El magistrado Alejandro Rebolledo indicó que las investigaciones siguen avanzando y que se está recabando información sobre otros funcionarios, por lo cual, no descarta nuevas sanciones."Muchos están en la sanciones, y otros pronto a ingresar".

¿Qué significa ser sancionados por los EE.UU?

Alejandro Rebolledo explica que cuando una persona es sancionada e incluida en la lista Ofac, las instituciones financieras como primer paso revisan si esta persona es cliente, y más allá de eso indagan si es administrador o accionista de alguna empresa o tiene alguna firma autorizada para mover recursos.

Rebolledo precisa que la indagación va más a fondo. Si se detecta que la persona es cliente, se procede a evaluar con qué otros clientes se relacionó, qué empresa le transfirió fondos o por qué conceptos, a quién le ha emitido pagos o cheques. En fin, se indaga a lo largo de la cadena de relaciones financieras y comerciales que pudo tener la persona incluida en la lista.

“Comienza a armarse una matriz de personas naturales y jurídicas relacionadas con este personaje y todos ellos pasan a ser considerados clientes de alto riesgo y les sobrevienen a su vez investigaciones y rastreo de fondos que terminarán por limitar su movilidad financiera internacional”, señala el magistrado especialista.

En muchos países son cerradas las cuentas de las personas “consideradas de alto riesgo por ser clientes, por lo que verá como poco a poco pierde sus instrumentos financieros (cuentas, tarjetas de crédito, acceso a financiamiento, medios electrónicos de pago).

Pero además verá como su entorno laboral y familiar también comienza a ser afectado por un mayor escrutinio financiero internacional, porque cada institución financiera evitará operar con ese entorno, que es afectado directamente por el riesgo de contagio en materia de lavado de dinero”. Dicha persona pierde también movilidad, pues en torno a él se encienden las alarmas en aeropuertos y aduanas a nivel internacional”. Concluyó el magistrado

ALD
 

 


 

 

 

13/06/2018