Las autoridades judiciales de Gran Canaria y Madrid han comenzado a instruir la denuncia de agentes de la Policía Nacional y de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) por desmontar una bicicleta financiera especializada en fraude fiscal y manejo de capitales opacos enntre empresas.

Han sido detenidas once personas. Operaban con dos empresas de la construcción que producían beneficios. Una de las sociedades operaba con IGIC en Canarias y otra con IVA desde Madrid. la investigación sigue abierta.

El presunto blanqueo de capitales habría generado delitos contra la Hacienda Pública, falsedad documental y estafa. Hay intervenidas 99 obras de arte, 27 vehículos, 280 propiedades inmobiliarias y 11 productos productos contratados a entidades financieras.

Fusiones
El caso surgió porque hubo un movimiento de tres millones de euros el pasado 2015 con la emisión de facturas falsas que procedían de importantes empresas de la contrucción.

Entre ellas, las empresas llegaron a mover 12 millones de euros con falsedades documentales. Parte de ese capital sería blanqueado mediante con un circuito económico legal con operaciones disfrazadas como inversiones.

Las sociedades repecutirían con la adecuada manipulación facturaciones falsas de ejercicios anteriores. Como cómplices, testaferros titulares legales de la administración empresarial de mercantiles. Se ha comprobado una «evidente vinculación económica, comercial y personal de los gestores de estas», indiron a ABC fuentes policiales.

A todo ello, hay que añadir una cosa: fusionaron el complejo entramado societario cuyos fines eran la expedición y cobro de facturas de dudosa credibilidad y la generación de deudas entre ellas, desplazando un enorme flujo de fondos en efectivo entre ellas.

ALD/ABC

 

17/05/2018