Un banco de Rusia ayuda a Venezuela a desafiar las sanciones al petro, su criptomoneda, impuestas por Estados Unidos.

El Evrofinance Mosnarbank, es poco conocido y sus principales accionistas son el gobierno socialista del presidente venezolano Nicolás Maduro y dos empresas estatales rusas sancionadas por EE.UU.

El banco moscovita es la única institución financiera internacional dispuesta hasta el momento a desafiar una campaña de EE.UU. para descarrilar el petro, la primera moneda digital venezolana respaldada por el estado.

El principal asesor de Maduro en la creación del Petro es Gabriel Jiménez, un abogado de 27 años, ex pasante de la legisladora estadounidense Ileana Ros Lehtinen, republicana por Florida y acérrima crítica del gobernante venezolano.

Ros Lehtinen ha pedido sanciones para quienes estén detrás del Petro, incluido Jiménez.

El estratega de Maduro en la criptomoneda venezolana se educó en República Dominicana y Estados Unidos, y es fundador de The Social Us, una compañía de innovación digital especializada en páginas web y aplicaciones.

Los primeros posibles inversores que se registraron con el gobierno de Venezuela y descargaron el software de monedero del petro fueron invitados a comprar la criptomoneda cableando un mínimo de 1.000 euros a una cuenta del gobierno venezolano en Evrofinance.

El lugar del banco en el despliegue del petro es una prueba más del papel de Rusia en la creación de una criptomoneda que Maduro espera permita a Venezuela eludir las sanciones de EE.UU.

ALD/VOA 

15/05/2018