La Guardia Civil presentó dos sistemas móviles de rayos X, que incluyen escáner y furgón, para la lucha contra el contrabando y el fraude intracomunitario con el objetivo de agilizar los controles policiales de forma aleatoria en la frontera hispano-portuguesa.

Así lo comunicó este viernes el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, durante la presentación del sistema en la localidad de Fuentes de Oñoro (Salamanca).

Estos equipos móviles han sido adjudicados a las Patrullas Fiscales y de Fronteras (PAFIF) de Fuentes de Oñoro (Salamanca) y Vigo (Pontevedra) y servirán de apoyo en la lucha contra el contrabando de tabaco y las redes de crimen organizado que se dedican a estos fines utilizando la frontera hispano-portuguesa.

Holgado destacó que estas nuevas herramientas y medios técnicos "permitirán optimizar los controles policiales" contra este tipo de delincuencia. Los equipos presentados forman parte del 'Proyecto Viriato' mediante el que la Guardia Civil ha adquirido también cinco impresoras portátiles, cinco ordenadores portátiles y un fibroscopio, así como la formación de dos unidades del Servicio Cinológico, con un presupuesto de 215.600 euros.

Este proyecto está financiado por la Oficina de Lucha Antifraude (OLAF) para programas y proyectos que permitan la lucha contra el contrabando y el fraude intracomuniario.

ALD/SERVIMEDIA

16/04/2018