Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos (EEUU), participó en la Cumbre de las Américas, que se ha realizado entre este viernes y este sábado en Lima, Perú. Allí, tuvo la crisis venezolana como una de sus prioridades.

Pence enumeró las acciones de EEUU para enfrentar a Nicolás Maduro, quien es acusado de violar los derechos humanos de sus ciudadanos al no garantizarles seguridad y abastecimiento de alimentos y medicinas. “Venezuela es un Estado fallido y el colapso de ese país afecta otras economías (…) el presidente Donald Trump ha dicho claramente que Estados Unidos no se va a quedar de brazos cruzados mientras se derrumba Venezuela”, señaló Pence este sábado en su intervención en la Cumbre.

El representante de los EEUU destacó que su gobierno ha sancionado a más de 50 funcionarios del régimen, estableció una restricción a la criptomoneda “petro” y dictó sanciones financieras contra el régimen.

Otra actuación importante de Washington, resaltó Pence, fue donar dinero a Colombia para que reciba a los venezolanos en su territorio. Detalló que ya fueron otorgados 2.5 millones de dólares y anunció que se agregarán 16 millones más.

Rubio afina detalles con líderes de la oposición para dar batalla a Maduro
“La dictadura en Cuba no solamente afecta a su propia gente, sino que también sus dictadores han tratado de exportar su fallida ideología a la región y apoyan al régimen de Venezuela; uno de los antiguos países más ricos del hemisferio, que ahora es uno de los más pobres”, señaló el vicepresidente de los Estados Unidos.

Pence agradeció a países como Perú por presionar para que sea restituida la democracia en Venezuela, así como a sus aliados del Grupo de Lima.

El delegado de Trump destacó la necesidad de aplicar más sanciones para aumentar la presión contra el régimen, para que este restituya la democracia y permita el ingreso de ayuda humanitaria.

 

ALD/EFE

 

15/04/2018