La Superintendencia de Sociedades colombiana impuso una multa a una compañía por reusarse de manera reiterada a darle acceso a información consignada en sus servidores y computadores.

La sancionada es Vram Holding, dedicada al arriendo de automotores y al comercio al por mayor de materias primas agropecuarias.

El organismo le realizó una inspección y toma de información, el 8 de febrero, en la que solicitó acceso a información de computadores del representante legal, su suplente, el auxiliar de contabilidad y el financiero.

De acuerdo con la prensa colombiana, la superitendencia verifica un pago de seis millones de dólares en el exterior para la construcción de un estadio de béisbol y en el movimiento del dinero a través de Panamá y Hong Kong.

Y aunque la ley le concede a la institución oficial esa facultad, la administradora y un asesor externo de la firma impidieron el acceso, argumentando que allí reposaba información confidencial sobre la que pesaba una estricta reserva. De hecho, le dijeron que podrían suministrar solo información precisa.

“La entidad no ha solicitado información que sea conducente sino toda la información que reposa en los computadores y servidores de mi representada, lo cual atenta contra los principios de transparencia de la actuación administrativa, seguridad jurídica, buena fe y presunción de la inocencia de los administrados y legalidad”, dijo en su defensa la representante de la firma.

Pero la superintendencia le acaba de imponer una multa de 200 salarios mínimos que deben pagar en cinco días. La empresa tienen aún la posibilidad de presentar un recurso en 10 días.

En todo caso, el delegado para asuntos económicos y contables, Fabio Bonilla, ya remitió el caso a la Fiscalía. 

ALD/ET

13/03/2018