Turquía quiere crear este mismo año una agencia de calificación de riesgos financieros propia, dijo este lunes el presidente de la Agencia de Regulación y Supervisión Bancaria (BDDK) del país, Mehmet Ali Akben.

"Vemos que es necesaria una agencia de calificación nacional, que será utilizada por nuestros bancos", declaró Akben a medios locales.

Akben afirmó que el plan es que ese organismo quede establecido este mismo año.

El presidente de la BDDK explicó que una fórmula para constituir esa agencia sería mediante una compañía privada o a través de la cooperación de varios bancos, pero garantizando que ninguna de las entidades tuviera más de un 10% del capital de ese órgano.

Consideró que "es importante que la entidad se establezca en línea con los estándares internacionales y opere de manera independiente".

El anuncio se produce una semana después de que la agencia de calificación de riesgo Moody's rebajara la nota crediticia de Turquía a Ba2 desde Ba1, argumentando el riesgo generado por el déficit y la deuda exterior y los retrasos en la aplicación de reformas económicas.

La agencia rebajó la previsión para Turquía desde "estable" a "negativa".

"El Gobierno parece estar aún concentrado en medidas a corto plazo, en detrimento de una política monetaria efectiva y de una reforma económica fundamental", indicó Moody's al explicar su decisión.

Al respecto, el presidente de BDDK mostró su desconfianza ante las agencias de calificación internacionales.

"Es obvio que tenemos problemas para confiar en estas agencias", señaló.

ALD/EFE  

12/03/2018