El Fiscal General, Douglas Meléndez, confirmó ayer que sí envió la solicitud del convenio entre la Fiscalía de Brasil y Fiscalía salvadoreña al Ministerio de Relaciones Exteriores, para avanzar en las investigaciones de presunto lavado de dinero contra el expresidente Mauricio Funes, en el marco de la entrega de dinero para la campaña que, según testigos, le hizo la empresa Odebrecht.

El documento, aseguró, fue remitido a finales el año pasado. La información era confidencial y reservada, y fue entregada en un sobre cerrado.

La semana pasada, Meléndez señaló que la Fiscalía de Brasil estaba pidiendo un convenio, y el Ministerio Público en El Salvador había tenido que “pasar todo en curso por Cancillería”, y eso había atrasado la firma del documento.

El director de Comunicaciones de la Fiscalía, Salvador Martínez, dijo ayer que por la calidad de la información, esta pasó a una dependencia de la Cancillería, de tal forma que la diligencia no fue del conocimiento del canciller.

“Ahí lo que existió fue una confusión. Nosotros sí circulamos ese documento, lo que pasa es que ese documento es reservado y confidencial, e iba en un sobre cerrado”, manifestó este martes Meléndez, luego de reunirse con diputados y otros funcionarios para discutir la prórroga de las medidas extraordinarias en la Asamblea Legislativa.

El funcionario detalló que la solicitud de convenio con su par de Brasil fue enviada a finales del año pasado y ha circulado por el Ministerio de Justicia y la Corte Suprema de Justicia. De momento, aclaró, está nuevamente en revisión de la Fiscalía, para después remitirla a la Cancillería y así Martínez lo suscriba.

La semana pasada, luego de las declaraciones del fiscal Meléndez, el canciller sostuvo que no había recibido documento y, por lo tanto, no había nada en estudio.

Esta martes, en la entrevista de canal 21, Martínez manifestó que la publicación de El Diario de Hoy de la semana pasada, en la que con base a declaraciones del Fiscal General se decía que un trámite burocrático en Cancillería retrasaba el convenio con Brasil y la investigación Funes-Odebrecht, fue interpretación de este medio, pero que “la Cancillería siempre ha gestionado la información con la celeridad del caso”.

En julio de 2017, luego que Meléndez se reunió con el vicefiscal brasileño y los fiscales que llevan el caso Odebrecht, dijo que había recibido información de que hubo flujo millonario de dinero desde Odebrecht hasta El Salvador.
Declaraciones judiciales que salpican a Funes

El año pasado, documentos de la Fiscalía brasileña revelaron las declaraciones de Mónica Moura, esposa de Joao Santana, quien manejó la campaña de Funes, en las que dice que Funes recibió dinero de Odebrecht para la campaña 2009.
Moura también señaló al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva de haber gestionado con la empresa corrupta fondos para empujar la campaña de Funes.

En su declaración dijo que Lula se reunió con Santana y que medió para trasladarle vía Odebrecht $3 millones.
Santana también confirmó la intercesión de Lula y la entrega de esos fondos al decirles a los fiscales brasileños que la campaña de

Funes necesitaba dinero para comprar espacios en televisoras locales y que él mismo viajó a Brasil para pedir ayuda a Lula. Este, asegura el expublicista, le dijo que Emilio, el presidente Odebrecht, lo resolvería.

Tanto Funes, asilado en Nicaragua desde septiembre de 2016, como su exesposa, Vanda Pignato, han negado insistentemente que hayan gestionado con la empresa corrupta Odebrecht fondos para su campaña presidencial.

ALD/ElSalvador

 

14/02/2018