Mediante un reporte publicado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dio a conocer los días, meses y la tipología más comunes de fraudes bancarios.

Los lunes y los días 15 y 30 del mes son las fechas preferidas por los delincuentes para estafar a los usuarios. El robo de identidad y los fraudes cibernéticos son los más riesgosos.

Asimismo, diciembre es el mes en el que se cometen más fraudes.

Estos datos fueron arrojados de un estudio realizado por la Comisión desde 2011, en donde se percataron que en diciembre se comete un 25% más de fraudes que en el resto del año.

"En la temporada decembrina, la mayoría de la población realiza una cantidad significativa de compras; ya que recibe prestaciones como el aguinaldo; por lo que es común que los delincuentes estén a la expectativa", se lee en el informe.

Las estafas oscilan entre 314 mil y 334 mil casos denunciados en promedio, ocurren en el mes de diciembre, mientras que el resto del año suceden entre 302 mil y 312 mil incidentes.

Los fraudes más comunes

Phising: los delincuentes se hacen pasar por la institución financiera y envían un correo electrónico en donde bajo cualquier pretexto piden que ingreses tu usuario y contraseña a ligas falsas para obtener tu información confidencial.

Vishing: consiste en llamadas por teléfono, donde finjen ser empleados del banco, argumentan un error en tu cuenta y te solicitan datos personales.

Skimmer: la clonación de tarjetas mediante dispositivos que roban tu información confidencial.

Pharming: consiste en redirigirte a una página de internet falsa; mediante ventanas emergentes, para robar tu información. Suelen mostrar leyendas similares a esta: “ERROR EN EL SISTEMA. Para solucionarlo da clic aquí” o bien, te dicen que eres ganador de un premio o sorteo.

Fraude en comercio electrónico: se trata de la sustracción de datos personales, contraseñas, nombre de usuario o número de tarjetas de crédito; que pueden prestarse al robo de identidad. Ello justo al momento de realizar compras en la web.

Tallado: los delincuentes se ofrecen a ayudar a personas a utilizar el cajero automático; y con un movimiento rápido cambian la tarjeta de las víctimas, despojándolos también de su NIP.

Otro tipo de fraudes son: los créditos exprés, las pirámides, trashing, alteración de cheque, correo basura, extorsión a domicilio y clonación de tarjetas.

¿Cómo evitar caer en ellos?

Al pagar con tarjeta, solicita que te cobren en tu lugar; si no cuentan con terminal inalámbrica acude hasta donde se encuentre y supervisa cualquier movimiento.

Destruye muy bien los documentos como facturas, copias de tus identificaciones o estados de cuenta o cualquier otro documento, antes de tirarlos a la basura.
Si vas al banco a cambiar un cheque, nunca se lo entregues a alguien que no conozcas para que lo haga por ti.
Jamás aceptes ayuda de un desconocido al momento de utilizar el cajero automático; y revisa que la ranura no tenga insertado algún artefacto.

Recuerda que ni las entidades financieras, ni VISA, ni MasterCard u otro operador de tarjetas solicitan datos personales a sus clientes; tampoco piden la verificación de sus cuentas mediante correos electrónicos, mensaje de texto o vía telefónica.

Al navegar por internet, verifica que el sitio cuente con el protocolo de seguridad “https://” y un candado cerrado en la barra de direcciones.

No des clic a páginas sospechosas o respondas correos de un remitente desconocido. Nunca compartas tu Número de Identificación Personal (NIP); o algún otro dato personal con nadie.

gob.mx/condusef;

12/12/2017