Este jueves, el juez Claudio Bonadio dictó el procesamiento Cristina Fernández de Kirchner, así como su desafuero para poder detenerla.

Lo anterior, tras acusar a la expresidenta de Argentina de encubrir a los iraníes responsables del atentado a la AMIA.

Además, Bonadio solicitó el arresto del excanciller Héctor Timerman y su arresto domiciliario debido a su delicado estado de salud y la detención del ex Secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, y del dirigente social Luis D’Elía.

Fernández de Kirchner expresó que "creo que lo más importante que hoy tengo para decirles es que esto que la única traición a la patria es utilizar a un Poder Judicial para perseguir a los opositores".


ALD/Agencias

07/12/2017