El periodista de Reuters, Anatoly Kurmanaev, señaló que “Ramírez niega que fue removido o se le pidió la renuncia”. “Dice que continúa en el cargo como embajador en la ONU (…) [y] fuentes del Gobierno aseguran que Maduro está estudiando cómo remover a Ramírez, como parte de la última purga del partido gobernante”, continuó el comunicador, a quien un ministro chavista le aseguró que la situación “se pondrá fuerte”.

Sin embargo, todo indica que lo que ocurre es que Ramírez se aferra al cargo y su destitución es un hecho. Un medio chavista, Últimas Noticias, ya publicó la información sobre su despido; solo que afirma que el embajador “dejó su cargo en la ONU”.

 

Aunado a esto, el reconocido periodista venezolano, Alberto Ravell, aseguró en su cuenta de Twitter: “Rafael [Ramírez] se niega a entregar el cargo y amenaza con ‘prender el ventilador’. María Gabriela [Chávez] lo respalda. Nicolás tiene la última palabra. Cancillería filtró la noticia”.

Sobre la posibilidad de que Ramírez difunda información delicada sobre la dictadura de Nicolás Maduro se ha especulado bastante. Hace algunos días el también reconocido periodista Casto Ocando, sugirió sobre la posibilidad de que “un muy alto exoficial de PDVSA” colabore con el Gobierno de Estados Unidos.

Otro periodista, Elides Rojas, escribió igualmente el 23 de noviembre: “En Nueva York un gran cantante rojo está a punto de iniciar una ópera completa. Fue de los que visitó a Chávez cuando murió de verdad”.

Son mensajes publicados antes de la información de Reuters y que ahora coinciden con la presunta destitución y con lo dicho por Alberto Ravell. María Gabriela Chávez, hija del expresidente Hugo Chávez, es parte de la embajada venezolana en la Organización de las Naciones Unidas y, aparentemente, estaría del lado del bando de Rafael Ramírez. Todos, representante del antiguo Gobierno de Chávez.

Descuella también un mensaje publicado por Rafael Ramírez hace diez días. Sugiere claramentee que en la dictadura se ha iniciado una suerte de guerra interna. “Quien me ataque debe pensar un poquito, solo un poco, porque Chávez me tuvo 12 años a su lado. Pero, además, cuando estaba muriendo solo llamó a cuatro y yo estaba allí”.

Quien me ataque a mi debe pensar un poquito, solo un poco, porqué Chávez me tuvo 12 años a su lado. Pero, ademas, cundo estaba muriendo solo llamo a cuatro y YO estaba allí. Así es que ningún advenedizo me puede venir con cuentos a mi. Viva Chávez! Venceremos!

ALD/panampost

 

06/12/2017