La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA), que reúne a tenedores de bonos, volvió a aplazar una decisión sobre si la estatal venezolana PDVSA entró en cese de pagos y dijo esperar más informaciones.

En un escueto comunicado la entidad informó que se reunirá nuevamente el jueves en Nueva York “para continuar las discusiones” y determinar si los acreedores pueden activar los seguros (credit default swap).

Se preveía que la ISDA decidiera hoy si Venezuela caypo en default por el retraso en el pago de 1.161 millones de dólares correspondientes al bono PDV2018, que venció el pasado jueves 9 de noviembre.

ALD/Descifrado

 

14/11/2017