Dos hermanos, presuntos narcos pedrojuaninos, uno de ellos conocido como “el millonario del Whatsapp”, debido a que hacía ostentación de su fortuna a través de las redes sociales, fueron arrestados ayer, en allanamientos simultáneos efectuados en la capital de Amambay.

En poder de los sospechosos se encontraron un verdadero arsenal, a más de un importante lote de joyas en oro y dinero en efectivo. Ambos sospechosos serían miembros de una estructura que se dedica al tráfico de marihuana hacia el Brasil.

Los arrestados fueron identificados como Felipe Iván (36) y su hermano Fabio Díaz Villalba (38). El primero de ellos es conocido como “el millonario del Whatsapp”, debido a que acostumbraba alzar en su cuenta de la referida aplicación de mensajería, algunas fotografías en las que aparecía con importantes sumas de dinero en dólar, joyas en oro y ostentosos vehículos. Inclusive, su última publicación fue un video en el que supuestamente se burlaba de la Policía, tanto del Brasil como de Paraguay, según informaron los agentes.

Precisamente, a raíz de aquella temeraria publicación, agentes del departamento Antinarcóticos de la Policía, encabezados por el comisario Rufino Acosta y el fiscal Martín Areco, allanaron ayer las residencias de ambos hermanos, ubicadas sobre la calle Cerró Cora entre Teniente Herrero y Cerró León del barrio Mariscal Estigarribia de Pedro Juan Caballero.

De acuerdo a los investigadores, en la vivienda de Fabio se encontró un verdadero arsenal compuesto de nada menos que 10 fusiles, con un importante lote de municiones y varios vehículos cuya procedencia será verificada por los uniformados. A raíz de esto, Fabio sería procesado inicialmente por violación de la ley, explicaron.

Sin embargo, en la residencia de Felipe Iván se encontraron seis gramos de cocaína, una gran cantidad de joyas, a más de 9.600 dólares. Según los intervinientes, “el millonario del Whatsapp” podría ser investigado por tenencia de estupefacientes y lavado de dinero, ya que el mismo debe justificar el origen de todo el dinero que ostentó en la redes sociales, explicaron.

Todas las evidencias rescatadas durante los allanamientos fueron remitidos al Ministerio Público, mientras que los sospechosos quedaron en la sede de la Dirección de Policía.

Los agentes señalaron que ambos hermanos serían miembros de una estructura criminal, que desde hace décadas se dedicaba al tráfico de importantes cargamentos de marihuana hacia el Brasil. Sin embargo, la presencia del arsenal en la propiedad de uno de los hermanos confirma que los mismos también han incursionado en el contrabando de armas de grueso calibre, quizás para surtir a los criminales que actualmente operan en la frontera, dijeron.

ALD/ABC

 

13/11/2017