Durante la semana pasada, Tidjane Thiam, el CEO de Credit Suisse Group AG, importante consorcio bancario europeo, aseguró que el comportamiento bursátil de bitcoin es la definición precisa de una burbuja financiera.

Dijo que el Bitcoin presenta una gran cantidad de retos. El primero de ellos es el anonimato. Creo que la mayoría de los bancos no se sienten atraídos a involucrarse en una divisa con tales retos para evitar lavado de dinero con la regulación vigente. Desde donde podemos ver, la única razón para comprar o vender bitcoin es hacer dinero, lo que es la verdadera definición de especulación y de una burbuja financiera.

Pero de manera similar al caso de Jamie Dimon, en el que este CEO ofreció declaraciones contra los criptoactivos pero el banco que preside fue señalado de gestionar inversiones en bitcoin, Credit Suisse tampoco está excento de participar en la revolución tecnológica que representa Bitcoin y blockchain.

Según declaraciones de Lou Kerner, analista de Goldman Sachs, durante el mes de octubre se celebró una conferencia en Nueva York organizada por Credit Suisse, la cual catalogó como “épica”. Su declaración recabada por Bloomberg establece que cerca de 300 personas asistieron al evento y que, en su opinión, fue el mejor día que haya dedicado a los criptoactivos en su carrera. Kerner es inversionista de criptoactivos en alianza con Flight Venture Carrer, firma basada en San Francisco.

El portal especializado en finanzas informa a su vez que el banco cuya sede principal se ubica en la ciudad de Zurich tiene algunos empleados que trabajan en la tecnología blockchain, como Emmanuel Aidoo, quien dirige la estrategia para blockchain y criptoactivos o Brian Wirtz, investigador tecnológico. De igual forma, cuentan con Paul Condra, quien es investigador de tecnologías financieras y de pago y ha escrito acerca de bitcoin y blockchain.

La desconfianza de los grandes bancos, más específicamente de sus directivos pareciera ser la norma. El caso de Jamie Dimon generó un revuelo importante en el ecosistema FinTech y según algunos analistas, tuvo un impacto algo negativo en los mercados de criptoactivos para cuando el CEO de JP Morgan ofreció sus declaraciones. Otro de los CEO que no ha dado su voto de confianza hacia el criptoactivo principal es Axel Weber de UBS Group AG, quien dijo que bitcoin no tiene un respaldo ni valor intrínseco.

Por los momentos, Credit Suisse no se ha involucrado con el comercio de bitcoin, pero sí tiene interés en la tecnología que respalda a este criptoactivo, que durante las últimas dos semanas ha estado alcanzando precios históricos sobre los $7,500 dólares y cuya capitalización de mercado actual ascendió a $122 mil millones de dólares.

El banco se unió a la iniciativa de UBS para realizar transacciones bancarias por medio de un activo digital basado en blockchain y además es parte del Enterprise Ethereum Alliance, relevante consorcio de exploración y desarrollo de aplicaciones sobre la blockchain de Ethereum, que incluye a 200 empresas como CME Group Inc., Microsoft, Hewlett Packard, Sberbank y el mismo JP Morgan. Particularmente en el caso de CME Group, su presidente emérito reconoció el potencial de Bitcoin como agente de cambio y anunció los planes del grupo de comenzar a comerciar futuros de Bitcoin para finales de este año.

Como rasgo interesante de la relación del banco Credit Suisse con blockchain, cabe destacar que el jefe del área digital Marco Abele, se retiró de la compañía para lanzar Tend, una plataforma de inversión basada en blockchain enfocada en la compra de bienes lujosos, como metales preciosos, automóviles de alta gama, propiedades e incluso viñedos.

Al parecer los bancos están despertando y percatándose del potencial de la tecnología blockchain, pero aún tienen ciertas reservas con la volatilidad de los criptoactivos y con ciertos aspectos regulatorios, pero la verdad es que estos difícilmente podrían tratarse de burbujas financieras, sino que tienen movimientos de mercados más grandes debido a la facilidad con la que pueden transferirse en cuanto a velocidad y costo.

Como un hecho, son muy pocos los cambios que pudieran hacer los criptoactivos para adaptarse a los requerimientos de empresas que manejan conceptos y plataformas tecnologías más antiguas y señaladas de ser obsoletas, de modo que solo podría esperarse un cambio mayor en estas instituciones de cara a la nueva economía y aplicaciones financieras del futuro.


ALD/criptonoticias

10/11/2017