Un total de 29 empresas han comunicado que trasladarán su sede social fuera de Cataluña desde que se celebró el referéndum ilegal el pasado domingo 1 de octubre y hasta la fecha, ante la incertidumbre generada y por la posibilidad de que la esta semana se produzca una declaración unilateral de independencia Catalana Occidente ha sido la última en trasladar su sede social.

La aseguradora ha informado en un hecho relevante enviado a la CNMV que traslada su domicilio social desde Sant Cugat del Vallés al Paseo de la Castellana número 4 en Madrid

 

Nuevas sedes de las empresas catalanas

Ayer fueron trece las compañías que decidieron dar este paso. Las primeras fueron Torraspapel (Grupo Lecta) y SegurCaixa Adeslas, que moverán sus sedes sociales de Barcelona a Madrid.

Les siguieron el grupo constructor Copasa, que trasladará la sede de su filial de medioambiente Pesa de Barcelona a Santiago de Compostela; la inmobiliaria Colonial, que lo hará a Madrid; MRW, a Valencia y la odontológica DVD Dental, también a Madrid. También comunicó el cambio la sociedad de valores GVC Gaesco, aunque esta ha señalado que el traslado de su domicilio social a sus oficinas de Madrid se acordó en septiembre.

Otras compañías que decidieron mover su sede social fuera de Cataluña este lunes han sido Cervezas San Miguel, esta vez a Málaga, donde cuenta con un centro de producción desde 1966, y Trea Asset Management, que traslada su sede social a Madrid.

También VidaCaixa y CaixaBank Asset Management –la gestora de fondos de inversión del banco– trasladarán sus sedes sociales de Barcelona a Madrid. Abertis también decidió hacer lo mismo "en tanto se mantenga la actual situación de inseguridad jurídica generada por la actual situación política en Cataluña", después de que su primer accionista de referencia, Criteria CaixaHolding, optase este sábado por llevar su sede a Palma de Mallorca. Posteriomente, Cellnex --cuyo accionista mayoritario es Abertis-- ha decidido mover su sede social a Madrid.

El sábado, además, comunicaron su traslado Abgar (a Madrid), Fundación Bancaria La Caixa (a Palma) y Lleida.net (a Madrid). La primera en anunciar su traslado fue Oryzon Genomics el martes. Dos días después de la celebración del 1-O, la biofarmacéutica, que cotiza en el Mercado Continuo, anunció el traslado de su domicilio social desde Cornellà de Llobregat a Madrid con el objetivo de «optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores».

El jueves fueron cuatro las compañías que decidieron seguir sus pasos. Sabadell decidió mover su domicilio social a Alicante, concretamente a la antigua sede de la Caja de Ahorros del Mediterraneo (CAM), con el fin de "proteger a la clientela y garantizar la seguridad jurídica que proporciona el marco regulatorio del Banco Central Europeo (BCE)".

Eurona lo hizo de Barcelona a Rivas-Vaciamadrid (Madrid), un cambio que aseguró que sopesaba desde hace un año; mientras que el distribuidor odontológico Proclinic Expert decidió mover la suya de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a Zaragoza y Dogi inició los trámites para trasladar su domicilio social de la localidad barcelonesa de El Masnou a Madrid.

El viernes se sumaron CaixaBank, Arquia Banca, Banco Mediolanum, Gas Natural, Service Point Solutions y Ballenoil. Gas Natural acordó trasladar su sede social de Barcelona a Madrid y CaixaBank, el suyo a Valencia. Service Point Solutions, Arquia Banca y Ballenoil decidieron también mover sus domicilios sociales de Barcelona a Madrid y Banco Mediolanum, a Valencia.

Advertencias

Idilia Foods, propietaria de marcas como Cola Cao, Nocilla, Paladin y Okey, ha asegurado que trasladará su sede social, actualmente ubicada en Barcelona, ante una declaración unilateral de independencia de Cataluña.

En esta misma línea, el grupo editorial Planeta se llevará su sede social a Madrid "si se produce una declaración unilateral de independencia en Cataluña".

Esta advertencia ya la comunicaron Codorníu y Freixenet. Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, afirmó que propondrá al consejo de administración de la compañía el cambio de sede social fuera de Cataluña en el caso de declararse la independencia. Así lo hizo también Codorníu, que espera "no tener que llegar a ello"

Antes de que estallase la tensión, algunas empresas se adelantaron a este movimiento. Así, Naturhouse trasladó su sede social de Barcelona a Madrid el pasado mes de agosto, mientras que Grifols lo hizo a Irlanda en septiembre de 2015. Por otro lado, compañías como Pronovias ya comunicaron hace tiempo que se irían de Cataluña si la Generalitat declarara la independencia.

En el actual contexto de incertidumbre y de 'fuga' de sedes sociales, la patronal Foment del Treball ha advertido que ve riesgo de "insolvencia económica" en Cataluña si se da "un paso más en el incierto camino" hacia la DUI, y ha pedido "responsabilidad a los dirigentes políticos" ante la crisis que vive Cataluña.

ALD/ABC

 

11/10/2017