Expertos asistentes al primer congreso nacional sobre Ciberseguridad Hotelera han coincidido hoy en la necesidad de potenciar todos los mecanismos vinculados a la ciberseguridad para neutralizar la alta rentabilidad del cibercrimen como modelo de negocio.

Detectar las amenazas, incidir en la prevención y abordar la ciberseguridad con la rigurosidad que merece un aspecto tan sensible fueron otros puntos de coincidencia de los participantes en la sesión matutina de la primera jornada de este encuentro, que se celebra hoy y mañana.

Una nota de Ashotel, patronal turística organizadora del Congreso, indica que el presidente de la Audiencia Nacional,José Ramón Navarro, que participó en la mesa redonda "El cibercrimen y el sector turístico" advirtió que "los efectos de la ciberdelincuencia pueden ser devastadores".

Navarro incidió en que, en el caso del sector turístico, provoca perjuicios económicos y también daña la reputación de los hoteles por la fuga de datos de clientes.

Además hizo una exposición por diversos aspectos de la legislación vigente en materia de ciberdelitos y recalcó la responsabilidad que las empresas pueden tener desde un punto de vista legal por la omisión de vigilancia de sus estructuras y trabajadores.

El fiscal Alejandro Salinas manifestó que los ataques a sistemas informáticos, la interceptación en la transmisión de datos y las estafas son tres de los campos donde se incoan más expedientes dentro del ámbito de la criminalidad informática y recalcó la importancia que la prevención tiene para evitar intrusiones.

El comisario jefe Rafael Pérez aseguró que la "ciberseguridad es un objetivo estratégico que hay que potenciar" para frenar los efectos del cibercrimen, "que se sitúa en el ránking más alto de la tipología delictiva y que es un modelo de negocio de alta rentabilidad". De hecho, explicó que los hoteles han pasado a ser el tercer objetivo de los hackers.

Por su parte, el sargento Ramón García se refirió al potencial de Canarias como destino turístico, un hecho que pone al Archipiélago en el foco del ciberdelincuente, por lo que la ciberseguridad resulta aún más importante en el sector turístico. Asimismo, se refirió al concepto de "demarcación virtual" dentro de las competencias de la Guardia Civil, dado que el ciberdelincuente puede atacar desde cualquier punto del mundo.

La sesión inaugural de HackHotel 2017 contó con la presencia de Jorge Marichal, presidente de Ashotel; Juan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat); Cristóbal de la Rosa, viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias; José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife; Carlos Alonso, presidente del Cabildo de Tenerife; y Mercedes Roldós, delegada del Gobierno en Canarias.

La jornada de hoy comenzó con la ponencia "Entendiendo el ecosistema actual: nuestro Big Picture", a cargo de Chema Alonso, jefe de Datos de Telefónica y presidente de ElevenPaths, y Pablo San Emeterio, embajador jefe de Seguridad de ElevenPaths.

Ambos, según la nota de Ashotel, insistieron en la importancia de establecer todos los mecanismos disponibles para prevenir las principales amenazas de la red y minimizar la debilidad de estas.

La prevención, la detección y una respuesta eficiente y eficaz son fundamentos básicos, según estos expertos, quienes incidieron en el ransomware, malware, las fugas de información, la falta de límites y fronteras en la red, riesgos que se suman a la vulnerabilidad de los sistemas y al mal generalizado de minusvalorar los riesgos.

Entre los consejos aportados por estos ponentes figura el establecimiento de una serie de controles como las copias de seguridad, las contraseñas, los sistemas de mobile connect, la gestión de activos, la monitorización, la concienciación e incluso los controles físicos de acceso a las zonas sensibles.

ALD/Agencias

 

10/10/2017