En octubre se activó el operativo Muralla en la frontera existente entre Brasil y Paraguay. Este tiene por finalidad combatir el crimen organizado y la delincuencia que este genera (contrabando, tráfico de drogas, armas y medicamentos, entre otros) por las incursiones de diferentes grupos criminales entre ambos países.

El operativo pretende mantenerse activo hasta finales del año y se ejecutará en la zona comprendida entre el peaje de la ciudad San Miguel y sus zonas aledañas, el lago Itaipu y el río Paraná.

El operativo Muralla consiste en un control de puesto fijo y barreras de control de tráfico montadas en la zona en los que trabajan de manera conjunta la Receita Federal, la Policía Federal, la Policía Rodoviária Federal, la Policía Civil, la Policía Militar, la Marinha y el Ejército Brasileño.

El operativo muralla ya ha sido instalado en otras ocasiones, siendo ésta la sexta edición y la segunda vez que se activa en este año 2017, tras realizarse una anterior entre el 3 de mayo hasta el 28 de junio.

En ella se efectuaron 36 detenciones, se decomisaron 555 kilos de marihuana, 137 kilos de cocaína y pasta base, 17 kilos de hachís, 15 armas, 730 municiones, 100 vehículos, 12.659 comprimidos de medicamentos y anabolizantes y unos 11,4 millones de reales fruto del contrabando procedente de Ciudad del Este.

ALD/Agencias

 

10/10/2017