El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha criticado el plan del gobierno de Estonia de crear su propia criptomoneda. Las declaraciones han supuesto que los estados de la Unión Europea (UE) no podrán lanzar criptomonedas que compitan con el Euro, la cual es la moneda principal dentro de la jurisdicción de la UE.

Posición reguladora

El mes pasado, pudimos conocer que Estonia ha planteado un plan para lanzar Estcoin, una criptomoneda nacional respaldada por la República de Estonia y lanzada a través de una Oferta Inicial de Moneda (ICOs), los satanizados formatos de recaudación de fondos que abrieron la brecha para la prohibición de las casas de cambio de criptomonedas en China.

Estonia también tenía previsto poner la criptomoneda a disposición de cualquier inversionista del mundo a través de su programa de residencia electrónica. De hecho, Estcoin ha contado con el apoyo de Vitalik Buterin, creador de Ethereum. Ahora, según un reporte de la cadena Reuters, el Banco Central Europeo ha fijado una posición tajante en relación a este tema, con Draghi afirmando lo siguiente:

Ningún Estado miembro puede introducir su propia criptomoneda. La moneda de la Eurozona es el Euro.

Por su parte, Peter Ehrlich, representante de la institución europea, declaró que dentro del marco jurídico de la UE, solo el Euro es la moneda legal, y la política monetaria corre por cuenta del Banco Central Europeo.

Unión Europea podría utilizar Blockchain para identificar a refugiados indocumentados
Daniel Heller, quien forma parte del Instituto Peterson de Economía Internacional, se ha hecho eco de estas declaraciones y ha añadido que las obligaciones de la UE exigen que los gobiernos no puedan recaudar fondos en ninguna otra moneda que no sea el euro. “Si te inscribes en la Eurozona, te inscribes en el Euro”, afirmó.

Estcoin puede ser posible

A pesar de la posición negativa del presidente del Banco Central Europeo, Estonia aún podría lanzar Estcoin. Esto sería posible a través de una asociación público-privada. En este sentido, Heller afirma que es posible que Estonia continúe con sus planes si la criptomoneda es emitida por una entidad estatal, como ocurre en el caso de las empresas de gas, cuyas deudas no son consideradas como “públicas” a pesar de ser propiedad del gobierno.

Esta posición también fue mencionada por la máxima autoridad del Banco Central Europeo, cuando afirmó que dicha institución se abstiene de hacer comentarios sobre las ideas planteadas por el sector privado.

El jefe de relaciones públicas del programa de residencia electrónica de Estonia, Arnaud Castaignet, expresó que el país tiene previsto continuar con el proyecto, y no ha hecho referencias a las obligaciones de Estonia con la UE en relación a la nueva criptomoneda nacional.

ALD!coincrispy

 

19/09/2017