La Asociación de Fútbol inglesa aumentará la seguridad cibernética durante el Mundial de Fútbol de 2018 en Rusia tras una serie de ataques informáticos perpetrados por parte de un grupo vinculado a una agencia de espías rusa, dijeron varios medios de comunicación británicos.

La FA (por sus siglas en inglés) ha enviado una carta a la institución que rige las federaciones de fútbol del mundo, la FIFA, manifestando su preocupación acerca de la posibilidad de que cierta información sensible sobre, por ejemplo, lesiones, estrategias y tácticas, sea filtrada durante el Mundial, dijeron periódicos británicos.

Los jugadores y personal de la selección inglesa han recibido recomendaciones de no utilizar Wi-Fi público en Rusia, como el servicio de red proporcionado en el hotel en el que se alojará el equipo.

Según los informes de los medios, la FA también ha fortalecido los programas cortafuegos, introducido contraseñas codificadas y mantiene unas estrictas directrices sobre el uso de las redes sociales de los jugadores.

La FA no estuvo disponible para hacer comentarios.

La selección de fútbol de Inglaterra, que lidera el grupo F con 20 puntos, podrá asegurar su participación en el Mundial si gana a Eslovenia en su penúltimo partido de clasificación el 5 de octubre en Wembley.

El grupo de piratería informática Fancy Bears filtró en agosto información relacionada con las pruebas de dopaje de futbolistas, diciendo que más de 150 jugadores no habían superado las pruebas en 2015. La federación mundial de atletismo, la IAAF, dijo en abril que había sufrido un ataque cibernético que creía que había afectado los informes médicos de los atletas.

El grupo ha sido vinculado por los gobiernos occidentales y expertos de seguridad con una agencia de espionaje rusa también acusada de estar detrás de las operaciones cibernéticas efectuadas durante las elecciones estadounidenses de 2016. Rusia niega haber interferido con las elecciones de EEUU.

“Podemos confirmar que la FA ha enviado una carta a la FIFA relacionada con el ataque de Fancy Bears. En su respuesta, la FIFA ha confirmado que se mantiene comprometida en la prevención de ataques a la seguridad en general”, dijo un portavoz de la FIFA según fue citado por medios de comunicación británicos.

“En cuanto al ataque de Fancy Bears en particular, se está actualmente investigando el incidente para determinar si la infraestructura de la FIFA se vio afectada”, añadió el portavoz.

Según los medios británicos, el portavoz también dijo que la FIFA confiaba en las recomendaciones de los expertos de terceras partes en seguridad informática.

“Es por esa razón que la FIFA no puede proporcionar, y de hecho no lo hace, ninguna recomendación de seguridad informática a terceras partes”, dijo el portavoz.

ALD con noticia de Reuters

 

13/09/2017