Las delaciones premiadas de los ejecutivos del frigorífico JBS corren el riesgo de ser suspendidas en caso de que se confirme la inexistencia de cuentas en el exterior que fueron atribuidas a los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, advirtió hoy un fiscal.

La fragilidad documental de las delaciones premiadas para obtener la libertad de los empresarios delatores de políticos también tiene su capítulo en el caso de la constructora Odebrecht, en el que 77 ejecutivos confesaron pago de sobornos y de donaciones ilegales de campañas para permitir la liberación del heredero del gigante de la obra pública brasileña.

El caso más reciente es el que involucra a los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, ya que no hay vestigios ni documentos ni pruebas de que tuvieran una cuenta en el exterior a disposición para recibir dinero del frigorífico JBS, como relató ante la fiscalía el delator Joesley Batista, libre de culpa y cargo.

11/08/2017