Un Tribunal Popular juzgará hoy en la ciudad brasileña de Curitiba los abusos cometidos en el ámbito de la operación anticorrupción Lava Jato, cuyos hilos maneja a su antojo el juez federal Sergio Moro.

El encuentro, convocado por el Colectivo Abogadas y Abogados por la Democracia (CAAD) y el Frente Brasil de Juristas por la Democracia, promoverá el debate crítico y el juzgamiento simbólico de los métodos utilizados por los fiscales de esta operación puesta en marcha hace tres años.

En el tribunal simulado el jurista responsable por la acusación será el ex ministro de Justicia Eugenio Aragao, con 30 años de experiencia en el Ministerio Público Federal, dijo al diario Brasil de Fato Tania Mandarino, una de las responsables por la organización del evento.

Además de Aragao, explicó, participarán del juicio 11 jurados con voto calificado y otros ocho jurados populares que serán sorteados hoy.

Mientras, el juez de Derecho de Alagoas, Marcelo Tadeu Lemos, presidirá el juzgamiento y el criminalista Antonio Carlos de Almeida Castro, conocido como 'Kakay', asumirá la defesa de Lava Jato.

Según aclaró Mandarino, solo uno de los jurados con voto calificado no tiene formación en Derecho y es el periodista Fernando Morais, quien presentará un parecer específico sobre la actuación de los medios en la cobertura de la operación.

Entre las irregularidades de Lava Jato apuntadas por juristas invitados al Tribunal Popular figuran el uso indiscriminado de lãs delaciones premiadas; las prisiones preventivas sin plazo y sin acusaciones formalizadas; la divulgación ilegal de grabaciones no autorizadas, y el uso frecuente de conducciones coercitivas.

Por su parte, el acusador Aragao también llamó la atención sobre la necesidad de evaluar los perjuicios ocasionados por Lava jato con la destrucción de la industria nacional y el consiguiente desempleo ocasionado por la misma.

Esa aura de heroismo y puritanismo que envuelve a Lava Jato transmite la idea de que en el proceso penal 'vale todo' y que las reglas de garantía y los derechos del acusado apenas entorpecen la justicia, señaló Beatriz Vargas Ramos, de la Universidad de Brasilia, quien también formará parte del jurado calificado.

'El juez existe para contener y controlar el poder punitivo, subrayó Vargas Ramos e insistió en que sin el control de este último 'no hay Estado de Derecho'.

11/08/2017