El exconcejal Rubén Wills podría pasar un mínimo de dos años en la cárcel y hasta un máximo de seis, tras recibir este jueves la sentencia por el caso de corrupción por el que fue declarado culpable en julio.

Además de cumplir tiempo en prisión por haber robado fondos de campaña para usarlos en su beneficio personal, Wills también deberá pagar más de $33,000 en restitución y otros $5,000 en multas.

La sentencia fue anunciada en conjunto por el fiscal general del estado Eric T. Schneiderman y el contralor estatal Thomas P. DiNapoli, y representa el caso más reciente de la “Operación Integridad”, una iniciativa adelantada por ambos funcionarios.

“Rubén Wills robó dinero destinado a beneficiar a la comunidad a la que había jurado servir. Gracias a mis investigadores y auditores que trabajando juntos con el fiscal general Eric Schneiderman, han llevado al señor Wills ante la justicia”, dijo el contralor DiNapoli en un comunicado.

Entre tanto, Schneiderman indicó que los neoyorquinos “merecen funcionarios electos cuya prioridad son las necesidades de sus electores, no llenar sus propios bolsillos. En lugar de gastar dinero de los contribuyentes en proyectos para ayudar a su comunidad, Rubén Wills traicionó la confianza pública robando decenas de miles para sí mismo – y ahora pagará el precio”.

El juez Ira Margulis presidió el juicio y sentencia del exconcejal demócrata que representaba a Queens, quien además de cumplir de 2 a 6 años de prisión, deberá pagar $11,500 en restitución a la Junta de Finanzas de Campaña de la Ciudad y $21,374 a la Oficina Estatal de Servicios para Niños y Familias del Estado de Nueva York. También pagará una multa de $5,000.

En julio un jurado encontró a Wills culpable de usar fondos públicos de su campaña para el Concejo Municipal en 2009, para pagar $11,500 a Micro Targeting, una compañía fantasma supuestamente creada para traducir y distribuir literatura de campaña.


Durante el juicio los fiscales demostraron que Micro Targeting nunca proporcionó ningún servicio de campaña, y que el dinero fue desviado a NY 4 Life, una corporación sin fines de lucro que Wills controlaba. Wills retiró el dinero y realizó una serie de compras personales, incluso en Macy’s, donde usó una parte de los fondos para comprar un maletín Louis Vuitton de $750.

Desde 2011, el fiscal general del estado Schneiderman, a través de su iniciativa conjunta “Operación Integridad” con el contralor DiNapoli, ha presentado cargos contra docenas de personas implicadas en planes de corrupción pública en todo el estado, resultando en la devolución de más de $11 millones a los contribuyentes a través de estas condenas.

11/08/2017