El gobierno brasileño anunció la creación de una compañía de control entre los cinco mayores bancos del país para mejorar el sistema de "concesión de préstamos" gracias a la recopilación de datos sobre personas físicas y jurídicas.

Mediante un comunicado publicado en el sitio "Portal Brasil", administrado por el gobierno, los cinco bancos que compartirán la llamada "Gestora de Inteligencia de Crédito" (el 20% cada uno) son los estatales Banco do Brasil y Caixa Económica Federal, y los privados Itaú-Unibanco, Bradesco y Santander Brasil.

Asimismo, según el mismo documento, se prevé que la compañía empiece a funcionar en 2019.

El gobierno aseguró que la gestora contará con un "banco de datos" y será responsable de "reunir informaciones catastrales y crediticias de personas físicas y jurídicas" con objeto de "perfeccionar la concesión de créditos a los clientes".

El objetivo de la empresa será "conciliar" y "tratar" las informaciones reunidas "en los términos de las normas aplicables" para generar una mejoría en el "ambiente del crédito en el país en el medio y largo plazo", abundó la administración brasileña.

La creación de la gestora busca recuperar el crédito en Brasil, muy perjudicado en los dos últimos años por la crisis económica por la que atraviesa, la peor de su historia, y que ocasionó que hasta el primer trimestre de este año se mostrara una recuperación, al crecer un 1% y poner fin a 8 trimestres seguidos en negativo.

La recesión provocó un aumento del desempleo, que supera el 13,5%, y una restricción al crédito, lo que frenó el consumo interno, uno de los motores de la economía brasileña.

ALD con noticia de americaeconomia

 

18/06/2017