Según Transparencia Internacional (TI), las cifras más recientes del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) muestran que si bien muchos países mejoraron en sus calificaciones en la lucha contra el lavado de dinero, en general los números son bastante sombríos.

El organismo anticorrupción señaló que cuando se analizan los últimos datos de los países que cumplen ampliamente – la más alta calificación – a los que no cumplen – la calificación más baja – el cumplimiento general de los países es un escaso 25% en los 30 países evaluados en la ronda más reciente.

Las últimas evaluaciones de los países por parte del GAFI son más reveladoras que las anteriores, ya que se centran más en la eficacia y la aplicación de las leyes, como por ejemplo los bienes incautados y los casos cerrados, y no sólo el cumplimiento técnico de tener las normativas y las leyes promulgadas.

Pero mientras que el 25% es sin duda una mejora desde 2011, cuando el cumplimiento completo en 160 países fue de 12,3%, considerando que ya pasaron 27 años desde que se introdujeron los estándares llegar a un nivel de cumplimiento del 25% “no puede llamarse progreso vertiginoso”, según TI, que ofrece la información en varios gráficos.

Las pocas áreas en las que hay un alto grado de cumplimiento por parte de los países incluyen medidas básicas tales como la tipificación del lavado de dinero (Recomendación 3: el 87% de los 30 países calificados cumplieron o cumplieron ampliamente esta recomendación), y el requerimiento para que las instituciones financieras reporten operaciones sospechosas a las autoridades (Recomendación 20: el 83% de los países calificados cumplieron o cumplieron ampliamente esta recomendación).

Por otro lado, las áreas en las que la mayoría de los países reciben la calificación de “cumplimiento parcial” o “incumplimiento” incluyen temas como por ejemplo las obligaciones para que las empresas realicen la debida diligencia en áreas no financieras tales como bienes raíces, área jurídica y contabilidad (Recomendación 22: 63% de los países calificados cumplieron parcialmente o incumplieron esta recomendación) y asegurarse de que las autoridades puedan identificar a los verdaderos propietarios de las corporaciones para evitar el abuso de las compañías anónimas (Recomendación 24: el 73% de 30 países calificados cumplieron parcialmente o incumplieron esta recomendación).

ALD con información de ACFCS

 

18/06/2017