Para lograr un equilibrio entre la estabilidad financiera, el desapalancamiento gradual y el crecimiento económico estable, los reguladores bancarios de China han adoptado una serie de medidas.

Las autoridades han dicho que el país seguirá aplicando una política monetaria prudente y primando la eliminación de los riesgos financieros. Sin embargo, la prioridad normativa es evitar nuevos riesgos asociados con la eliminación de los ya existentes.

REGULACIÓN SISTEMÁTICA

Las recientes medidas regulatorias, que se centran en los riesgos latentes y los problemas más apremiantes del sistema bancario, apuntan tanto a operaciones irregulares como al orden general del mercado, y las autoridades también quieren aumentar la capacidad de los agentes del mercado para defenderse de los riesgos, indicó Xiao Yuanqi, director del buró de regulación cautelar de la Comisión Reguladora de la Banca de China (CRBCh).

"El impacto potencial de estas medidas se ha evaluado previamente", destacó Xiao, quien añadió que la CRBCh tendrá plenamente en cuenta los riesgos reales en el sector bancario e intensificará la regulación financiera.

Para impulsar el refuerzo de la regulación, las autoridades implantarán las medidas de manera ordenada, ofrecerán a los bancos un periodo transitorio de cuatro a seis meses para la autoevaluación y la rectificación, y establecerán estándares diferentes para las empresas nuevas y viejas, explicó Xiao.

El regulador bancario anunció el lunes que implementará 46 programas legislativos en 2017, que abarcarán la gestión del riesgo de bancarrota y la liquidez de los bancos comerciales, así como para que se cierren las lagunas normativas de los servicios intersectoriales y se protejan contra los riesgos financieros.

Se realizarán investigaciones sobre otros 16 programas, entre ellos la supervisión de las empresas de microcréditos y la gestión de la liquidez de las sociedades fiduciarias, de acuerdo con el plan de trabajo de la CRBCh.

AUTOCONTROL ACTIVO

China mejorará la coordinación de la regulación financiera para gestionar su calendario y ritmo de implantación para estabilizar las expectativas del mercado, según un informe trimestral de política monetaria publicado por el Banco Popular de China.

"Los bancos de todo el país están realizando una autoevaluación, y los reguladores no han llevado a cabo inspecciones in situ", reveló Xiao, que subrayó la necesidad de comprender y vigilar la situación general del sistema bancario.

En cuanto a la reducción de los negocios interbancarios de la que han informado algunos bancos, Xiao señaló que el fenómeno podría provenir del nerviosismo causado por malentendidos sobre las políticas en cuestión.

"Es normal que las instituciones financieras ajusten las estructuras de activos y pasivos de acuerdo con el entorno empresarial externo y la asignación de recursos internos", manifestó Xiao, quien afirmó que "la CRBCh apoyará firmemente estos ajustes dirigidos al control del riesgo".
Los bancos suelen realizar pruebas de tensión sobre los préstamos hipotecarios -que representan una gran parte de sus préstamos- para asegurar que los índices de incumplimiento sean bajos.

Las autoridades pondrán el foco en los préstamos a pequeños promotores inmobiliarios, el exceso de crédito para bienes raíces en ciudades de tercera y cuarta categoría y en las instituciones financieras que se centran demasiado en los préstamos hipotecarios, detalló Xiao.

"La eliminación de riesgos debe ser táctica y no debemos desencadenar nuevos riesgos al eliminar los existentes", sugirió Xiao.

"Los esfuerzos de desapalancamiento deben, por lo menos, no suscitar ningún riesgo financiero sistémico", subrayó Deng Haiqing, economista jefe de JZ Securities, que agregó que los reguladores elegirán un aterrizaje suave para el desapalancamiento en aras de evitar riesgos secundarios por un exceso normativo. .

El objetivo de las políticas regulatorias es frenar las operaciones irregulares del mercado y fomentar el cumplimiento de la ley, explicó Xiao.

NEGOCIO ROBUSTO

"Los recientes documentos de la CRBCh cubren casi todos los aspectos del funcionamiento y la gestión de los bancos comerciales implicados en evitar los distintos riesgos", sostuvo Wang Jian, analista jefe de Guotai Junan Securities.

Gracias al rigor normativo, la calidad de los activos bancarios del país es estable, en términos generales, y la capacidad de los bancos para resistir los riesgos se está fortaleciendo.

Según los datos dados a conocer por la CRBCh, la tasa de cobertura de provisión de los bancos comerciales -que mide los fondos destinados a cubrir préstamos incobrables- era del 178,8 por ciento al final del primer trimestre, y la liquidez en el sistema bancario es "abundante".

A finales de abril, los saldos de los productos de gestión patrimonial de los bancos alcanzaron los 30 billones de yuanes (unos 4,4 billones de dólares), un aumento de 1,1 billones de yuanes respecto al mes anterior, y la inversión interbancaria aumentó en cuatro billones de yuanes desde principios de 2017 hasta casi 37 billones, según los datos.

Mientras tanto, los riesgos están bajo control. Un reciente estudio de la Universidad Tsinghua mostró que los riesgos financieros de China se han mantenido en un nivel bajo desde la segunda mitad de 2016.

"Estas estadísticas muestran que las políticas reguladoras recientes no sólo ayudan al sistema bancario a funcionar sin problemas, sino que contribuyen a estabilizar el mercado financiero y a impulsar la economía real", enfatizó Xiao. F

Spanish

 

18/05/2017