El presidente del Gobierno se ha dirigido formalmente al tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Nacional que está enjuiciando la primera época del caso Gürtel para mostrar su disponibilidad a ser interrogado, si bien ha solicitado a los tres magistrados poder declarar a través de videoconferencia debido a las obligaciones a las que tiene que hacer frente de forma cotidiana, según ha podido saber Confilegal.

La misiva oficial ha sido enviada a la Presidencia de la Audiencia Nacional y desde este órgano le ha sido remitido al presidente del tribunal enjuiciador Ángel Hurtado, quien será, junto con sus compañeros, los magistrados Julio de Diego y José Ricardo de Prada, los que finalmentre tomen la decisión.

La declaración por videoconferencia es un recurso ampliamente utilizado tanto en este juicio como en muchos otros. Está prevista en el artículo 229.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) y, de manera específica para el proceso penal, en el artículo 731 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), que dice concretamente que “el tribunal de oficio o a instancia de parte (…) podrá acordar que su actuación se realice a través de videoconferencia u otro sistema similar que permita la comunicación bidireccional y simultánea de la imagen y el sonido”.

El pasado 11 de mayo, el abogado del PP, el exfiscal de la Audiencia Nacional, Jesús Santos, apoyó esta posibilidad que ahora se ha concretado materialmente porque es el medio menos perturbador para el desempeño de las funciones del cargo del presidente del Gobierno, concurren motivos de seguridad y orden público, el recurso de este medio tecnológico no conculcan el derecho a la defensa de las partes y es una práctica extendida en el ámbito judicial penal.

Confilegal

 

 

17/05/2017